6 de noviembre de 2020 00:00

Las actividades comerciales y turísticas reactivan al cantón amazónico Arajuno

Las autoridades cantonales indican que los jóvenes se resisten a utilizar la mascarilla. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Las autoridades cantonales indican que los jóvenes se resisten a utilizar la mascarilla. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Fabián Maisanche
Redactor (I)
fmaisanche@elcomercio.com

Arajuno se asienta sobre una extensa planicie del suroriente de la Amazonía. Es el único cantón de la provincia de Pastaza que se encuentra en semáforo verde y es el segundo de esa región, después de Aguarico, en Orellana.

Desde el inicio de la pandemia se han registrado 115 casos positivos de covid-19 en Arajuno, según los reportes del Ministerio de Salud Pública.

“En las últimas cinco semanas ha habido una disminución considerable de casos confirmados y los pocos que hay son monitoreados por los médicos de vigilancia comunitaria”, aseguró Edgar Bravo, coordinador Zonal 3 de Salud.

Según las autoridades de Salud, se disponen de 400 pruebas entre rápidas y PCR en este momento; las cinco brigadas médicas las aplican cuando hay personas sospechosas. Los test fueron donados por instituciones privadas.

El alcalde César Grefa indicó que el contagio no ha aumentado, pese al cambio al verde, desde el 10 de septiembre, cuando se abrieron todas las actividades en el cantón.

El bajo contagio se debe a que una buena parte de los pobladores utiliza la mascarilla y se lava las manos. Además, en las comunidades, los indígenas toman bebidas elaboradas con plantas y cortezas de árboles, para protegerse del virus.

Pero los jóvenes, sobre todo los estudiantes, se resisten a usar el tapabocas cuando salen de las clases presenciales.

Sin embargo, los sábados se registran aglomeraciones, cuando los indígenas de las nacionalidades Waorani, Kichwa y Shuar arriban a la ciudad, para abastecerse de productos que traen los comerciantes de Pastaza, Ambato y Riobamba.

Ellos colocan las verduras, hortalizas y otros productos en el piso de la pista aérea; también se venden alimentos.

Esther Licueg vende maitos, yuca cocinada y plátano asado. Junto a ella, tres mujeres más ofertan comida tradicional.

“Los turistas y vendedores están llegando poco a poco al cantón. Antes no se vendía nada y ahora ya nos compran los conductores”, contó Licueg.

La zona comercial de Arajuno está en seis manzanas junto al edificio municipal, el subcentro de salud y el parque central. Hay tiendas de abarrotes, peluquerías, almacenes de ropa, electrodomésticos, ferreterías y un local que oferta servicios de Internet. Todos están abiertos, desde que están en semáforo verde.

“La mayoría de vecinos utiliza mascarilla y ya se ven turistas en el cantón”, dijo Pedro Cerda, un comerciante de ropa y artículos para el hogar.

También hay clases presenciales desde el 15 de septiembre en dos centros educativos. Asisten 450 estudiantes una vez a la semana y en diferentes horarios, según el nivel de educación. Antes de ingresar a las salas, los alumnos se desinfectan el calzado, se lavan las manos y utilizan tapabocas.

Los padres colocaron la señalética preventiva en las aulas, los lavamanos y el jabón líquido. Mientras que el Cabildo provee de 6 000 litros de agua diarios con los tanqueros.

Grefa indicó que hoy, 6 de noviembre del 2020, se evaluará en el Comité de Operaciones de Emergencia cantonal los resultados del retorno a clases en los dos centros, situados en el ingreso al cantón, y en las escuelas comunitarias San José de Wapuno y San Mariano, del pueblo Kichwa.

“Hay otras escuelas comunitarias que están solicitando el retorno a clases presenciales”, aseguró Grefa. Esos casos también serán analizados.

La mayoría de los habitantes se dedica a la agricultura y al turismo comunitario en el Parque Nacional Yasuní. Entre las actividades autorizadas están los paseos en canoa, visitas a cascadas, caminatas por la selva o para hacer kayak.

Gregorio Calapucha es uno de los coordinadores del proyecto comunitario Shiwa Kucha. Contó que en el feriado de Finados asistieron 50 personas. “El turismo se reactivó. Las familias lograron tener un poco de dinero para comprar alimentos y medicinas”.

En contexto

Los cuatro cantones de la provincia de Pastaza registraron 2 275 casos de contagiados con el coronavirus hasta ayer, según el reporte oficial. Los cantones Pastaza y Mera son los que tienen más personas enfermas. Arajuno se ubica en el último lugar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)