17 de febrero de 2019 15:24

Un accidente causó congestión vehicular en la avenida Velasco Ibarra

El conductor del Kia Picanto abandonó el vehículo. Se presume que pudo quedarse dormido o conducir en estado de embriaguez. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

El conductor del Kia Picanto abandonó el vehículo. Se presume que pudo quedarse dormido o conducir en estado de embriaguez. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 16
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Isabel Alarcón
Ana María Carvajal (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un accidente complicó el tránsito la mañana de hoy, domingo 17 de febrero del 2019, en la avenida Velasco Ibarra, sector Tola Baja. Según el Ecu 911 Quito, producto del impacto, una persona resultó herida. Además, se inhabilitó parcialmente el carril izquierdo, en sentido norte-sur. A causa de este cierre, se registró congestión vehicular en la zona.

Según el agente civil de tránsito, Diego Coca, un auto Kia Picanto plomo circulaba desde El Trébol hacia el norte, se subió en el parterre e invadió el carril contrario, a la altura de la gasolinera Mobil del sector. Por el carril izquierdo de la misma avenida pasaba un auto Chevrolet nuevo, en dirección hacia el sur. En ese momento ocurrió el impacto.

La AMT recomienda optar por vías alternas hasta que se normalice la situación en el sector. Foto: Pedro Maldonado / EL COMERCIO

La AMT recomienda optar por vías alternas. Foto: Pedro Maldonado / EL COMERCIO

El conductor del Kia Picanto abandonó el vehículo. Se presume que pudo quedarse dormido o conducir en estado de embriaguez. Al lugar también acudió una ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Quito. Los paramédicos revisaron al propietario del auto Chevrolet y lo atendieron en el lugar. No presentaba heridas de gravedad.

Sin embargo, el auto sí sufrió daños graves, por lo que debió ser retirado de la vía con una grúa. Los agentes de tránsito llevaron ambos carros al patio de retención Gualaquiza, ubicado en el antiguo aeropuerto. El caso será remitido a la justicia para determinar las responsabilidades del caso.

En el vehículo afectado viajaba Alejandro Aguirre, quien dejó a su esposa y luego tomó la avenida Velasco Ibarra, en sentido norte-sur. Todavía asustado por el accidente y con moretones y rasguños en el brazo, relataba que el accidente empezó a unos 10 metros antes de llegar a la gasolinera.

Solo vio que el Kia Picanto se atravesó, impactó a su vehículo. "Yo maniobré lo que más puede, pero me pegó de todos modos. El señor salió, se fue corriendo, parecía que estaba un poco mareado. Llamé al 911 y luego llamé al seguro", cuenta Aguirre.

En el lugar recibió atención médica y dijo sentirse agradecido con Dios por no haber sufrido heridas graves. Su auto perdió la llanta delantera del lado del copiloto y fue ese lado del auto el que más daño presentó, incluso en la puerta del copiloto, además del guardachoque y el faro.

El auto aún estaba sin placas, puesto que Aguirre apenas lo sacó de la concesionaria el pasado 1 de febrero. Ahora espera que entre la justicia y la aseguradora le repongan el daño, porque del conductor del Kia no se sabía nada hasta el mediodía.

Poco tiempo después se registró otro accidente en la misma vía. Una persona yacía en el piso, con golpes, producto de un percance mientras circulaba en su motocicleta. Vecinos del sector y conductores de otros vehículos lo acompañaban mientras esperaban la llegada de los organismos de socorro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (3)