15 de diciembre de 2019 00:00

Accesorios de carros son blanco de las bandas en diciembre

500 unidades de espejos de diferentes tipos habrían sido encontrados en la mecánica. Foto: Cortesía Policía Nacional

El pasado 4 de noviembre del 2019, 500 unidades de espejos de diferentes tipos fueron encontrados en una mecánica ubicada en el norte de Quito. Foto: cortesía Policía Nacional

valore
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Diego Puente
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las alertas que llegan a las oficinas de la Policía cada vez son más usuales. Desde inicios de este mes, los agentes comenzaron a recibir reportes de bandas que se activan para robar con mayor frecuencia los accesorios de vehículos.

Agentes que rastrean a las redes delictivas saben que estas aparecen con fuerza, cuando el movimiento comercial se incrementa por las cenas navideñas, por las compras de regalos, festejos grupales, etc.

Por ejemplo, en diciembre del año pasado se reportaron 804 denuncias por robo de autopartes en el país, 60 más que en noviembre. Algo similar ocurrió en esos meses del 2017.

Informes que están en poder de la Policía Judicial señalan que estas bandas comenzaron a operar en coordinación con ciertas mecánicas automotrices.

Según sus investigaciones, los robos se perpetran luego de que la red de colaboradores recibe pedidos de las piezas. Las estructuras de estos grupos son complejos. Unos se encargan de contactarse con esos talleres. Otros buscan vehículos con características específicas y perpetran los asaltos.
Cuando identifican los automotores, actúan expertos en electromecánica para desactivar el bloqueo de carros y alarmas. Luego actúan otros integrantes que vigilan la zona.

En la cadena intervienen los que ayudan a la movilización, en motocicletas.

El sábado 14 de diciembre del 2019, cinco personas fueron capturadas en la avenida Napo, en el sur de Quito. En su poder se encontraron cerebros de distintas marcas de carros, partes de motores, ganzúas y tres celulares.

En los chats que los procesados mantenían con los dueños de mecánicas informales se observa cómo se organizaban para perpetrar los golpes contra vehículos particulares.

Estos elementos son parte de una investigación que la Fiscalía abrió por asociación ilícita.

El vehículo de Byron Alarcón fue un objetivo de las redes delictivas. El jueves 12 de diciembre rompieron la ventana del conductor y sustrajeron el protector del tablero y el faro izquierdo. Él dejó su auto en una calle cercana a un restaurante, en el norte de Quito.

Carlos Fuertes, comandante (s) del Distrito Eloy Alfaro en Quito, señaló que hay mayor incidencia de robos cerca de bares y locales de comida.

La venta de artículos robados genera grandes ganancias en la Región. Una investigación ejecutada en Colombia señala que se mueven hasta USD 2 260 millones al año. Se calcula que se sustraen cerca de 6 millones de piezas al día.

En México, desde el 2015 hasta el 2018, el robo de autopartes aumentó un 145%.

En Ecuador, los policías dicen que el negocio también es “lucrativo”, pero no hay cifras económicas. Las estadísticas sobre las denuncias presentadas en diciembre de este año, aún son procesadas.

En Guayaquil, los agentes rastrean a los sospechosos. En diciembre del año pasado, en esa ciudad se registraron 212 casos de robo de autopartes y en noviembre fueron 196.

Ramiro Ortega, jefe policial que cubre Guayaquil, Durán y Samborondón, aseguró que las bandas aprovechan la presencia masiva de vehículos en los alrededores de centros de comercio formales o informales.

En esta ciudad se han identificado dos Distritos con más problemas: el 9 de Octubre y el Modelo. En este último, los sospechosos aprovechan zonas despobladas y sin vigilancia.

La llanta de emergencia de la camioneta de Roberto Chávez fue robada luego de dejar el auto estacionado. Estuvo en una reunión de amigos en un local de comidas de Guayaquil.

En una investigación de la Universidad Central se indica que las denuncias por sustracción de accesorios “son alarmantes en Pichincha y en Guayas”. En las estadísticas que se usaron en este estudio se registra que, en promedio, hay 200 denuncias mensuales.

Además, se observa que el mayor número de atracos se perpetra en horas de la noche.

En Cuenca también se han registrado ilícitos de este tipo este mes. El jueves, una banda se sustrajo el tablero y el cerebro de un carro que se encontraba en el sector de la Clínica Santa Inés, centro de la urbe.

Para evitar los robos, los conductores buscan talleres en los que se hacen marcas permanentes a neumáticos, aros, volantes, espejos y partes del motor. Esto tiene dos efectos: disuadir el robo por tener identificativos y facilitar su localización en los mercados ilegales.

Para combatir el delito, la Policía recomendó dejar los ve­hículos en parqueaderos con seguridades y no en la calle.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (59)
No (8)