5 de noviembre de 2020 17:36

Condenan a 20 años de cárcel al padrastro de mujer juzgada por aborto

En diciembre de 2018, Imelda Cortez (c-d) abraza a su madre luego de ser puesta en libertad, tras un año y siete meses de prisión, por presuntamente haber cometido una tentativa de homicidio al abortar, en Usulután (El Salvador). Foto: EFE

En diciembre de 2018, Imelda Cortez (c-d) abraza a su madre luego de ser puesta en libertad, tras un año y siete meses de prisión, por presuntamente haber cometido una tentativa de homicidio al abortar, en Usulután (El Salvador). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Una corte de Sentencia de El Salvador condenó a 20 años de prisión al padrastro de la joven Imelda Cortez, juzgada por intento de homicidio al supuestamente abortar y absuelta en diciembre de 2018, informó este jueves 5 de noviembre del 2020 la Fiscalía General de la República (FGR).

El septuagenario Pablo Henríquez Ayala fue procesado el año pasado por los delitos de violación agravada, por el que recibió una pena de 13 años y 4 meses de prisión, y por violación en menor e incapaz agravada, cargo por el que fue sobreseído, por lo que el Ministerio Público apeló ese fallo.

La fuente indicó que la apelación fue interpuesta ante la Cámara de la Segunda Sección de Oriente de San Miguel, corte que ordenó la reposición parcial del juicio y que se realizará una nueva vista pública por el delito de violación en menor e incapaz agravada.

La diligencia se realizó en el Juzgado de Sentencia del oriental departamento de Usulután y el miércoles se dio a conocer la sentencia por 20 años de cárcel, por lo que Henríquez Ayala deberá de pagar una pena total de 33 años y 4 meses de prisión.

De acuerdo con la investigación del Ministerio Público, la joven, proveniente de una zona rural del país centroamericano y de escasos recursos, "comenzó a hacer abusada sexualmente desde la edad de 12 años, entre el 2012 y el 2014".

Señaló que "la violación continuó en el 2015 y el 2016, hasta que la joven quedó embarazada y dio a luz a una niña en una fosa séptica de su casa de habitación en abril del año 2017".

Aunque el embarazo llegó a término y la hija de Cortez no sufrió ningún daño, la Fiscalía la acusó de intento de homicidio, por lo que en 2018 enfrentó un juicio y fue sobreseída.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)