27 de septiembre de 2018 06:23

Abogada dice que 'villano' de la situación de Assange es el Gobierno británico

Assange vive desde hace unos seis años en la embajada ecuatoriana, a donde había huido para evitar una detención y extradición a Suecia por acusaciones de abuso sexual. Foto: EFE.

Assange vive desde el 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres, a donde huyó para evitar una detención y extradición a Suecia por acusaciones de abuso sexual. Foto: EFE.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La abogada guatemalteca Renata Ávila, que forma parte del equipo legal de Julian Assange, declaró este miércoles, 26 de septiembre el 2018, a Efe que no es justo responsabilizar a las nuevas autoridades ecuatorianas del futuro del fundador de WikiLeaks y que el peso recae sobre el Gobierno británico.

Ávila participó en Toronto en el foro 6 Grados, un evento organizado por el Instituto para la Ciudadanía Canadiense (ICC) que terminó este miércoles tras tres días de actividades y que congregó a decenas de delegados procedentes de todo el mundo para hablar de democracia, ciudadanía e inclusividad en la sociedad.

La tercera edición de 6 Grados concluyó en la noche del miércoles con una ceremonia en la que se concedió el Premio Adrienne Clarkson de Ciudadanía Global a la escritora canadiense Margaret Atwood.

Ávila, una abogada especializada en derechos humanos, participó en 6 Grados en su calidad de directora ejecutiva de la Fundación Ciudadano Inteligente de Chile.

En una entrevista, Ávila afirmó que "es bastante injusto depositar toda la responsabilidad del destino de Julian en Ecuador. El actor más importante a resaltar acá, y en el que nadie parece poner el acento, es el Gobierno británico".

"Ha bloqueado por cinco años el derecho legítimo de alguien a quién se le ha otorgado el asilo, a circular y dirigirse al país donde le han otorgado el asilo", continuó la abogada guatemalteca.

"Ese es el incumplimiento y la responsabilidad en la que nos tenemos que enfocar. Ecuador ha hecho lo que ha podido. Ha tratado de hacer todo. Independientemente de la situación del país hoy y del cambio de liderazgo y de la diferencia de orientación o gusto por ese acto soberano de otorgar asilo", añadió.

Ávila declaró que el Reino Unido está tratando a Assange, que lleva desde 2012 está asilado en la embajada de Ecuador en Londres, como "un animal".

Asange no puede salir de la legación diplomática ecuatoriana, país que le concedió asilo en 2012, por temor a que las autoridades británicas lo detengan y lo extraditen a Estados Unidos donde el ciudadano australiano está siendo investigado por espionaje.

"Es muy interesante esta doble moral y este constante ataque y demonización de una persona en una situación muy precaria, y el trato tan poco humano que le ha dado el Gobierno británico", continuó Ávila.

"Este es un hombre que ha estado casi siete años, sin poder salir de la embajada, sin poder tener contacto con sus hijos, sin poder tomar el sol, sin poder correr más de 500 metros", explicó.

Ávila también dijo que es evidente que un posible juicio de Assange en Estados Unidos sería una farsa.

"El villano real de la película es el Gobierno británico. Antes eran villanos compartidos: Suecia y el Gobierno británico. Y algo que hoy es más transparente más que nunca es la persecución política que tiene en Estados Unidos", dijo.

"Le caiga bien o no a la gente, es obvio que está sometido a una persecución política y no puede ser juzgado en ese país", recalcó.

Ávila también recordó que en 2017, el entonces director de la CIA, y actualmente secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, calificó a WikiLeaks como "un servicio de inteligencia hostil no estatal a menudo ayudado por actores estatales como Rusia".

"Pompeo le llamó un terrorista informático, un subversivo, un blanco militar básicamente, un enemigo del Estado", aseguró la abogada..

Sobre su país natal, Guatemala, Ávila señaló que la situación puede verse como "un vaso medio lleno o medio vacío" porque tras 10 años de grandes avances democráticos gracias al trabajo de la ONU y su Comisión Internacional contra la Impunidad, el país centroamericano vive una reacción de los poderes fácticos.

"En 10 años, realmente esta comisión ha logrado ir desmantelando poco las estructuras. Y ahora están totalmente expuestos y vulnerables aquellos que estaban bloqueando la democracia todo este tiempo, desde antes de la guerra", explicó.

"Pero, como una bestia herida, esta gente se da vuelta con una gran violencia", continuó.

"Guatemala está en un momento crucial para el futuro de la democracia porque por un lado están estos poderosos, queriendo expulsar a la ONU y queriendo desmantelar este esfuerzo de 10 años, y por otro lado, hay unidad de sectores que no existía desde antes de la guerra", terminó señalando.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (9)