7 de September de 2009 00:00

80 emigrantes fueron detenidos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

En  la cubierta del barco Abismo, los emigrantes apenas tenían espacio para moverse.

Eran 80 personas hacinadas en una superficie de 30 metros. Intentaban llegar a Estados Unidos, sin documentos.

9 000 dólares
es la cifra que habría pagado cada emigrantes para ser transportado hasta EE.UU.

La Fuerza Naval de El Salvador los interceptó en alta mar, el sábado por la noche. Estaban a 84 kilómetros al suroeste de las costas de San Salvador. Se conoció que el barco salió el domingo 30 de Manta (Ecuador) y tenía previsto llegar a Guatemala. Allí los esperaría otro barco con destino a México. Luego completarían el trayecto por vía terrestre.

Pero las autoridades frustraron sus planes y tras tomar el control del barco, lo trasladaron al  puerto  Acajutla, a 90 km al suroeste de San Salvador.

Una vez en tierra, los emigrantes recibieron atención médica y fueron registrados por las unidades especiales de Antinarcóticos. No se hallaron  estupefacientes en su poder y todos estaban en buenas condiciones físicas.

Patricio Mora, capitán del puerto de Manta, dijo ayer a este Diario que la embarcación estaba registrada en esa ciudad y al momento de la detención portaba bandera ecuatoriana. Se la observó hace  ocho días en el puerto.

Mora confirmó que  “no contaba con el permiso para zapar, pero que  se investiga a los propietarios de la embarcación y a las personas que pudieran estar involucradas”. Según el jefe naval, aún no se conoce si todos los emigrantes salieron desde el puerto de  Manta.

La Fuerza Naval de El Salvador dijo que en el grupo que fue capturado había cinco ecuatorianos. Los otros 75 eran  asiáticos.  “La mayoría son hindúes. Ellos fueron trasladados a tierra firme para presentarlos a las autoridades migratorias. Ya se están realizando  las  gestiones necesarias para la respectiva deportación”, dijo el jefe de la Fuerza Naval, el capitán  Guillermo Jiménez, al diario  Prensa Gráfica.

Se conoció que el supuesto capitán de la embarcación, Juan Rosendo, dijo a las autoridades salvadoreñas  que sabía que las personas que transportaba eran indocumentadas. Pero que los escasos recursos económicos que percibe como pescador lo obligaron hacerlo.
Los emigrantes habrían pagado entre USD 9 000 y USD 14 000 por el viaje hacia Estados Unidos.

El 25 de agosto, Ecuador y EE.UU. suscribieron un acuerdo donde se  comprometieron a fortalecer la lucha contra el crimen organizado. Se hace un especial énfasis en la necesidad de desarticular a las bandas dedicadas a la trata de personas y tráfico de emigrantes. EE.UU. dará recursos para la formación de agentes, así como   equipos y suministros para las unidades especiales de la Policía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)