Baja vacunación en Alemania por factores culturales …
Delta, la causa de más casos de covid-19 en Ecuador
Independiente revolucionó el fútbol del Ecuador
Los éxitos deportivos se cimentan en una formación integral
Homenaje a Benítez y Valencia en la agenda de Fiesta…
Si no se puede lavar las manos, desinféctelas con alcohol
La liberación de Jorge Glas se define en un proceso legal
La vida nocturna se activa en La Ronda y La Mariscal

42 vigías del volcán reciben equipos

Redacción Sierra Centro

L os 42 vigías,  que envían los reportes de la actividad del volcán Tungurahua al Instituto Geofísico, recibirán mañana radios y baterías. 

Desde 1999, los campesinos apoyan en el monitoreo. En ese año se inició la reactivación del volcán.  Las autoridades decidieron entregar radios a los dirigentes, para que indiquen a los técnicos   si hay incandescencia en el cráter. También sobre la intensidad de los bramidos y la altura de las explosiones.

La Secretaría Técnica de Gestión de Riesgos  entregará los equipos en la hostería Monteselva,  en Baños.

 Además,  se donarán  cinco motos para los vigías de  Runtún, Pondoa y Ulba.

Estas comunidades se encuentran en la zona de alto riesgo. “Las radios  no son nuevas, pero sí modernas. Las baterías son  flamantes. Los compañeros recibirán una charla sobre prevención de riesgos y contarán su experiencia en las últimas erupciones”, dijo Marco Montesdeoca, técnico de la Secretaría.

Los  vigías se encuentran en Baños,  El Manzano, Chonglontus, Juive, Bilbao, Puela, La Palestina y otros lugares de las provincias de Chimborazo y Tungurahua. A diario,  se comunican una vez al día con el Instituto.

El técnico Jorge Ordóñez contó que los reportes se reciben con interferencias. Por eso, se instalaron,  el martes y ayer, dos repetidoras  en el cerro El Limpe y en el sitio Loma Grande, en los  cantones  Quero y Patate, respectivamente.

Para Carlos Sánchez, vigía en el sector Ventanas Runtún,  esta donación se realiza luego de que tuvieron una reunión en  la Secretaría, en Quito.

“Conté que mi batería está pegada con cinta adhesiva  y que debo caminar a diario cuatro horas, para ir desde el centro de Baños hasta la comuna.

Llegaba sacado la lengua. Tengo 68 años”.  

Suplementos digitales