10 de September de 2009 00:00

35 hectáreas quemadas en un día

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

El olor a vegetación quemada todavía era intenso. En cada pisada se removía la maleza negra en las laderas del Rucu Pichincha. La ceniza se mezclaba con el excremento de vacas, borregos...

El incendio forestal en las laderas empezó a las 08:10 del martes y duró 24 horas. Recién pudo ser controlado ayer a las 08:30. Este es el incendio más grande en lo que va del verano de este año, según el Plan Fuego, del Cuerpo de Bomberos.

En los cálculos de Manuel Sánchez, director del Plan Fuego, el incendio consumió aproximadamente 35 hectáreas. Ayer, Sánchez recorrió el frente noroccidental de la ladera para evaluar los daños.

Sánchez informó que el fuego no pudo ser controlado a pesar del apoyo de 150 personas, entre bomberos, militares y voluntarios. “El martes trabajamos todo el día pero fue imposible apagar. Hubo una brigada de 30 personas que pasaron la noche en el Teleférico”.

La hipótesis que tienen los bomberos es que el incendio fue provocado al igual que la mayoría de los que se registran en este verano. Según  un cálculo preliminar, se han quemado 215 hectáreas en 2009. 

José Florencio Pillo, un vecino del barrio  la Primavera, cerca del incendio, escuchaba atento cada palabra de los casacas rojas. Lucía molesto y sus ojos todavía estaban rojos.

Él junto con 15 vecinos subieron a la montaña el martes en la noche con machetes, palas y ramas para evitar que las llamas se acercaran a las cinco viviendas donde habitan las familias Pillo y Farinango. “Bajamos a las 04:40. El fuego estuvo a 200 metros de las casas”.

Pillo contó que subieron a apagar las llamas, niños y los jefes de hogar. Enojado, dijo que los Bomberos llegaron a las 05:00. Él vive hace ocho años en el sector y no recordaba que haya ocurrido un  incendio similar en el pasado. El vecino conoce la zona porque recogía maleza para alimentar a sus animales.

Más arriba de este sector, en el barrio la Primavera Alta, también los moradores estuvieron asustados. Desde la casa de María Choto, otra vivienda cercana al incendio, se observó la humareda y se escuchaba cómo el fuego avanzaba con rapidez.

Ella vive desde hace 28 años en el sector y dijo que el incendio afectó a varios campesinos que pastan animales en la ladera. “En la noche salíamos a ver que el fuego no se venga para este lado. Mi casa es de madera”.

Dos grupos de cinco bomberos empezaron a trabajar a las 05:00. Ellos usaron machetes, palas y ramas; la geografía de la montaña impidió acceder con motobombas y agua para sofocar el fuego.

Un grupo ingresó por el sector del Teleférico. Por ese frente había 3 kilómetros de distancia hasta el sitio donde llegó el incendio. Por eso se descartó que las instalaciones del Teleférico corrieran algún riesgo. Otro grupo vigiló una parte de la ladera ingresando por la Primavera y por la hacienda Rumihurco.

Sánchez informó que los miembros del Plan Fuego iniciaron el recorrido para determinar las causas que ocasionaron que el incendio se extendiera con tanta rapidez por la montaña.

Ayer, los bomberos no descartaron que desde la ladera se haya provocado otro foco de llamas. En medio de la montaña se encontró un cúmulo de pajonales donde todavía salía humo. Sin embargo, María del Carmen Pillo, vecina de La Primavera, denunció que desde hace dos meses un grupo de  adolecentes jugaba con fogatas en el sector.

Por eso, Pillo dijo que mientras los bomberos trabajaban controlando el fuego en el ingreso a la hacienda Rumihurco, alguien prendió candela en la parte alta de la montaña. Por todo el frente noroccidental de  la ladera hay excremento de animales. “Hay mariposas, conejos y otros animales silvestres que perdieron su hábitat”, dijo Sánchez.

Ayer, a las 12:45, hubo un reporte de una nueva columna de humo desde la parte alta de Cruz Loma. Pero los bomberos controlaron el incendio. En los próximos días el Plan Fuego presentará el informe de lo sucedido en las laderas.

Mientras tanto, los 200 integrantes del Plan seguirán recorriendo las zonas vulnerables. En este año se incrementó el número de hectáreas quemadas. El año pasado solo hubo23,3 hectáreas dañadas.

Las precauciones y el estado del clima

Según el Inamhi, hoy, las condiciones climáticas se mantendrán con un día soleado y despejado, temperaturas altas al mediodía y descenso en horas de la madrugada.

La llovizna que cayó ayer en la ciudad  fue ocasional y propia de la época. La velocidad del viento en la ciudad se mantiene entre los 8 y 15 km/h en dirección sureste a noreste.

La unidad ambiental que opera en las instalaciones del Teleférico se mantiene alerta ante la presencia de algún incendio forestal. El grupo  de 12 personas está equipado con extintores.

Los administradores  del Teleférico informaron que ante cualquier emergencia existen rutas de evacuación carrozable y a pie. Además, se mantiene una comunicación con los bomberos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)