Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…
Cómo acompañar a las mascotas al morir
El máximo jefe de las FF.AA. sobrevoló la cárcel de Cotopaxi
Diócesis en Nueva York ocultó por años abuso sexual …
La eliminación del ISD en el sector aéreo impulsará …
Una caravana por Quito está prevista para la noche d…
Policía libera a un empleado retenido por los presos…
COE de Huaquillas solicita que se revise el estado d…

30 viviendas se inundaron en Mejía

Redacción Santo Domingo

La creciente de los ríos Pilatón y Tandapi anegó a 30 viviendas de la parroquia Manuel Cornejo Astorga, del cantón Mejía (Pichincha).

Una de las propiedades más afectadas fue  la de Rosario Valdivieso. El río Tandapi cruza por la parte posterior de su  vivienda de adobe y tejas. “La creciente se llevó cuatro chanchos, 40 cuyes y 30 gallinas, incluidos los corrales y chancheras”, contó con desesperación  Luz Villafuerte, madre de Valdivieso.

Otra afectada fue Carmen Quishpe, de 47 años. El río Pilatón  destruyó el patio trasero de la casa. Una fuerte correntada arrasó  el área.

“Antes tenía una casita de madera y hace menos de dos años construí esta casa de bloque, que ahora se quiere llevar el río”. Ella también perdió todos sus animales de corral, sus enseres y sus electrodomésticos.

Elvia y Luis Quishpe también quedaron damnificados. Ellos tienen su casa en lo que era una playa, a orillas del Pilatón. Ahora, en el lugar, solo quedan grandes  piedras y troncos.

Estas familias esperan la ayuda del Gobierno, sobre todo para reforzar los cimientos de las casas afectadas por la crecida de ambos afluentes. Además, un aluvión puso en riesgo a más familias, a un costado de la vía a Santo Domingo.