29 de September de 2009 00:00

213 locales afectan al río Ambato

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Modesto Moreta. Sierra Centro

Beatriz Naula siembra acelga y apio en una cuadra de terreno. Su propiedad está ubicada en el sector Las Viñas, a 3 km del centro de Ambato. El agua que utiliza para regar su chacra viene del sistema de riego Illina, que genera 150 litros por segundo. Este canal recoge las aguas contaminadas del  río Ambato.

Allí se descargan los residuos de 65 curtiembres, 10 fábricas de alimentos, tres empresas cromadoras, 105 lubricadoras, 30 lavadoras de vehículos y las aguas servidas que producen más de 120 000 habitantes de la capital de Tungurahua.



Agua para consumo
Según el informe de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Ambato (Emapa), del río Ambato se captan 200 litros del líquido en la parte alta para la potabilización.    
En esta zona, el agua todavía es cristalina. Para garantizar que el líquido pueda consumirse se aplican varios procesos de purificación.
Luis Caicedo, director técnico de la Emapa, explica que antes del año 2000 había más de seis desfogues en el río Ambato. Sin embargo, entre 2000 y 2004 se construyeron los colectores Lalama y Quebrada Seca. Con ello, se logró que las descargas se unificaran.
El Municipio de Pelileo prohibió que los agricultores irriguen sus cultivos con las aguas del río Patate. Sin embargo, en la comuna El Viñedo Bajo, siete familias sí utilizan el líquido para regar una  veintena de hectáreas donde se siembra col, lechuga, aguacate, zanahoria, toma te de árbol… Un estudio elaborado por el Departamento de Gestión Ambiental del Municipio de Ambato explica que 39 000 m3 de agua son utilizados mensualmente en las curtiembres, para el procesamiento de las pieles.

En el momento, ninguna de las empresas cuenta con un sistema para el tratamiento primario  de las aguas residuales que contienen  cromo, cal, ácido fórmico, sulfato de amonio... y que se arrojan al sistema de alcantarillado sanitario.  Así lo indica el jefe de Gestión Ambiental del Municipio,  Luis Núñez.

A esto se suman los fungicidas  pesticidas, aceites y grasas. Por ello, el Cabildo solicitó semanas atrás que cada  empresa presente un plan de manejo ambiental.

Además, la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ambato anuncia que se actualizarán los estudios para construir una planta de tratamiento de aguas servidas.

José Zurita, dueño de la tenería San José, reconoce que las curtiembres no impulsan un plan de descontaminación. “Solo se realiza un tratamiento primario para recolectar los pelos de las pieles. En esta empresa se invertirán USD 120 000 para instalar equipos que tratarán el agua”.

En Las Viñas, un olor putrefacto invade este extenso valle. El color es café oscuro. Por las riberas del río camina Julio Quinatoa, un ex militar.

Él cuenta que en ocasiones el olor en la zona es insoportable. Pese al alto grado de contaminación, el agua es utilizada por los agricultores de la comunidad donde se siembra col, lechuga, apio, brócoli, tomate de árbol...

Beatriz Naula, con ayuda de su esposo, cosecha apio para venderlo en el Mercado Mayorista de Ambato. Ella semanalmente comercializa hasta 60 atados.

“Las autoridades, desde  hace seis años, nos ofrecieron construir las piscinas de oxidación. Sin embargo, aún no se cumple”, expresa Naula. Agrega que en los mercados la gente tiene temor de comprar los productos que se siembran en el pueblo.

“No es un secreto que las aguas del río Ambato estén muy contaminadas. Eso saben los consumidores. Incluso, quieren pagar menos por un atado de acelga”.
Este es un problema similar al que ocurre en Unamuncho y Cunchibamba, en Ambato, donde las plantaciones se riegan con el agua del río Cutuchi. 
  
Otro de los agricultores de Las Viñas es Alonso Naula. El sábado pasado regó su terreno con el líquido espumoso. El dirigente de esta comunidad dice que 25 familias ocupan, en ese sector, el agua del canal Illina.

En este lugar se  irrigan 13 hectáreas de cultivos de apio, culantro, tomate de árbol, aguacate y acelga. El 60% de los productos que se producen se venden en el Mercado Mayorista de Ambato. Luego se distribuyen a Quito, Guayaquil y Cuenca.

Según datos del Ministerio de Agricultura, más de 300 hectáreas se irrigan con el agua del río Ambato en Las Viñas, Catiglata y  una parte de Pishilata. Estas zonas se encuentran en el lado oriental de Ambato.

Rodrigo Aguilar, coordinador de Gestión Ambiental del Ministerio del Ambiente en Tungurahua, explica que lo único que realizan los municipios es arrojar las aguas residuales y de uso industrial, a través de los alcantarillados, a los ríos. El funcionario recomienda impulsar planes de descontaminación lo más pronto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)