Según datos de la Epmaps Agua de Quito, en la capital se consumen, en invierno, entre 190-200 litros habitante día y en verano ese uso sube a 220 litros.