La casa de Juan Manuel Carrión se ubica en Cumbayá. La vivienda está llena de pájaros, tanto afuera como adentro; tanto vivos como pintados, esculpidos o ilustrados.