Existen nuevos sistemas de protección para los cascos de los caballos. Botas, zapatos y zapatillas son la tendencia para la protección de las patas de los equinos y una alternativa para dejar atrás el uso de materiales punzantes en el cuerpo de los animales.