En Tisaleo, una granja permite al viajero conocer su flora y fauna.

En Tisaleo, una granja permite al viajero conocer su flora y fauna. Foto: Raúl Díaz para EL COMERCIO

Tungurahua promociona sus 9 cantones

Coordinador (I)

El turismo en Tungurahua ya no solo se enfoca en la gastronomía y los deportes de aventura de Baños de Agua Santa. Actualmente se promocionan nueve rutas, una en cada cantón, que incluyen visitas a museos, granjas agroecológicas, talleres de muebles, sitios para comprar y áreas protegidas.

Los 900 kilómetros de vías asfaltadas y con la debida señalización conducen a cada uno de los 280 atractivos identificados en todas sus parroquias y comunidades.
El objetivo es que Baños -que recibe anualmente cerca de un millón de visitantes- no sea el único cantón que acoja al turismo nacional y extranjero. Las autoridades locales buscan que los visitantes también recorran Ambato, Píllaro, Pelileo, Quero, Tisaleo, Mocha, Patate y Cevallos.

Las autoridades se enfocan actualmente en atraer a los turistas del Litoral en las vacaciones escolares y durante la Sexagésima Sexta Fiesta de la Fruta y de las Flores, que será del 24 al 28 de febrero de 2017.

Con el apoyo del Consejo Provincial, cada cantón difunde sus atractivos naturales, gastronómicos, sitios de hospedaje y los lugares para las compras de calzado, cuero, pantalones, etc. La promoción se desarrolla a través del portal del Gobierno Provincial de Tungurahua y su página de Facebook . Además, en trípticos y guías turísticas que se distribuyen en los municipios cantonales.

Danilo Arostegui, director de Turismo de la Prefectura, explica que el visitante en su estadía puede recorrer 45 cascadas y 22 lagunas, disfrutar de 455 establecimientos que ofertan comida, granjas ecológicas, huertos frutales u hospedarse en los 180 sitios de alojamiento que hay en las nueve rutas. “La idea es darle una alternativa a los visitantes que llegan a cada cantón para que disfruten en familia”.

Según el funcionario, el año pasado se registraron menos viajes internos a escala nacional. Por esa razón el ­Gobierno trató de compensar al sector turístico con feriados largos. En los días de asueto durante el año pasado, dice, los visitantes sí llegaron a la provincia pero invirtieron poco o se quedaron apenas un día.

Ante ese escenario, la propuesta de Tungurahua con sus rutas turísticas apunta a que los viajeros se queden dos noches y tres días, o el tiempo suficiente para visitar el Parque Nacional Llanganates, la Ruta de las Cascadas, el Carihuairazo o el Puñalica.

Uno de los recorridos es el del cantón Quero. Allí está la Hacienda Hipolongo-Cruz de Mayo, un lugar considerado ideal para la práctica del ecoturismo y para mirar y fotografiar al volcán Tungurahua. También tiene a los mejores artesanos de muebles en la comunidad de San Vicente. Sus 17 fabricantes tienen un área propia de exposición.

Edison Acosta, presidente de la Asociación de Productores de Muebles en Madera, cuenta que hace más de 35 años se dedican a esta labor. “Es positivo el apoyo del Consejo Provincial y del Municipio, al constar en la guías turísticas”.

Uno de los turistas que llegó de Santo Domingo es Ángel Osorio. Dijo que los precios son convenientes. “Es interesante como se promociona a Tungurahua con sus rutas”.
Otro trayecto recomendado es el del cantón Tisaleo, donde está la tradicional fritada de Doña Fanny. El local está en plena vía (Panamericana Sur), en el sector de Alobamba, en el tramo Ambato-Riobamba. El sabor exquisito, la buena sazón y la excelente atención atraen a los comensales. Fanny Carrera, propietaria, trabaja en el emprendimiento 35 años.

En este mismo cantón está la Granja San Martín, en Quinchicoto. Su propietario, Patricio Sánchez, muestra en 1 500 metros cuadrados una variedad de especies endémicas e introducidas. Se pueden encontrar plantas ornamentales o medicinales.

En el cantón Mocha la comida es uno de los ganchos. Allí funciona un patio de comidas típicas de 12 puestos, donde se pueden encontrar platillos como papas con cuero o cuy con papas, desde USD 2.