Fieles católicos mientras participan en la procesión de Jesús del Gran Poder en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Fieles católicos representan el Viacrucis mientras participan en la procesión de Jesús del Gran Poder en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Quito busca posicionarse como un destino de turismo religioso

Edwing Encalada. Redactor (I)

Quito se promocionará como destino de turismo religioso en la trigésimo séptima edición de la Feria Internacional de Turismo que se realizará en Madrid del 18 al 22 de enero. El evento contará con la participación de 9 672 empresas de 165 países.

Para Gabriela Sommerfeld, gerente general de Quito Turismo, la feria madrileña y la feria de Barcelona, que se desarrollará del 23 al 25 de enero, son la oportunidad para que la capital ecuatoriana logre captar un amplio segmento de turismo religioso que se origina en el mundo.

“Desde hace un año nos hemos preparado con mayoristas de turismo en Europa y hemos diseñado una ruta que, a más de presentar a la Semana Santa Quiteña, incluye una visita pormenorizada al casco colonial”. A este itinerario se le añadió degustaciones de comida tradicional quiteña, cerveza artesanal, chocolate y café ecuatoriano.

El paquete turístico que se promocionará en España inicia con la ceremonia del Arrastre de Caudas, un rito fúnebre de origen romano que llegó a Quito en el año de 1550. En la actualidad solo se lo realiza en la capital ecuatoriana, razón por la cual se pretende promocionar este ritual como parte de nuestro patrimonio.

El Arrastre de Caudas, ceremonia que todos los años se realiza en la Catedral de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Al segundo día, los turistas internacionales podrán presenciar la preparación de los Cucuruchos y Verónicas, previo a su participación en la procesión de Jesús del Gran Poder. Los turistas serán ubicados en el atrio de San Francisco, en los balcones de la Casa de Sucre o en el antiguo Círculo Militar, para que puedan grabar y fotografiar el evento.

Los turistas podrán, además, ir hacia la plaza central de La Merced para admirar la procesión del Viacrucis. “Queremos impulsar también las tradiciones vivas que tienen los pueblos cercanos a Quito, porque todo engloba a la cultura católica de nuestra ciudad”, añadió Sommerfeld.

Procesión de Viernes Santo. Los Cucuruchos caminan por las calles del centro de Quito en la procesión de Jesús del Gran Poder. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Procesión de Viernes Santo. Los Cucuruchos caminan por las calles del centro de Quito en la procesión de Jesús del Gran Poder. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Según los indicadores que maneja Quito Turismo entre los años de 2007 y 2014, muestran que abril fue un mes donde la ocupación hotelera llegó al 52,3%, siendo el 2013 el mejor año y 2007 el de menor promedio.

Quito Turismo estima una ocupación hotelera del 40%, entre el 2 y 4 de abril de este año, aunque en los hoteles de lujo del Centro Histórico se prevé que la ocupación llegue al 93,2%.

A más del turismo religioso, Quito también busca promocionar sus destinos verdes como el Bosque Nublado, la diversidad de microclimas del Distrito Metropolitano, sitios para avistamiento de aves y para observar el hábitat del oso andino.

Penitencias de los fieles católicos mientras están en la procesión de Jesús del Gran Poder. Foto: EL COMERCIO

Penitencias de los fieles católicos mientras están en la procesión de Jesús del Gran Poder. Foto: EL COMERCIO

Según el Sistema Integrado de Información Turística (Siit), Quito recibió a 618 270 turistas internacionales entre enero y diciembre del 2016, lo cual representó una baja del 12,5% frente a lo que se registró en 2015, cuando la capital recibió a 706 848 turistas.

La Fitur de Madrid será inaugurada por los reyes Felipe VI y Letizia. Los expositores latinoamericanos aumentaron un 17% respecto a la feria anterior, frente al 12% de Asia y al 9% de Europa.

La Fitur madrileña, además, fue elegida por la Organización Mundial del Turismo (OMT) como sede para la inauguración del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, declarado por las Naciones Unidas.