Los turistas en el Parque Marino Valdivia, durante el feriado de noviembre. Foto: @MinturZonal7

Los turistas en el Parque Marino Valdivia, durante el feriado de noviembre. Foto: @MinturZonal7

Parque Marino Valdivia, el nuevo atractivo de Santa Elena

Redacción Viajar. (I)

Este viernes 30 de diciembre del 2016 se abrieron las puertas del Parque Marino Valdivia, espacio administrado por el Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar), el cual sirve como refugio temporal para 180 animales marinos de 48 especies.

El sitio está ubicado en la parroquia Manglaralto, a cuatro kilómetros del cantón Santa Elena. En el feriado por la Independencia de Cuenca y el Día de Difuntos, fue abierto de forma experimental y recibió a 17 466 visitantes, siendo los niños quienes más disfrutaron de la fauna que allí habita, según publicó el Ministerio de Turismo, a través de su página web.


El Parque se levanta en un área de 1 760 m2. Las especies conviven en un ambiente adornado de corales, similar al hábitat del cual provienen antes de haber sufrido algún tipo de lesión.

En el lugar se puede observar a caballitos y estrellas de mar, peces, tortugas marinas y de tierra, pingüinos, piqueros y pelícanos, estos dos últimos rescatados luego de sufrir lesiones en sus alas. La especie que más llama la atención de los turistas es Perlita, un lobo marino bastante coqueto que disfruta de su estanque donde la pasa nadando, como si estuviese en el mar.

El Parque Marino Valdivia atenderá de miércoles a domingo en el horario de 10:00 a 16:00. La entrada tiene un costo de USD 5 para adultos y para los menores de 12 años, personas de la tercera edad y con discapacidad el costo será de USD 2,50.

El Ministerio de Turismo recomendó la construcción de este lugar para el manejo adecuado de la fauna silvestre, y para que los visitantes puedan disfrutar de la observación de especies acogidas como refugiadas, después de haber sufrido alguna afectación física, o porque se puso en riesgo su hábitat natural, al cual retornarán cuando estén totalmente recuperadas.

La secretaría de Estado aclara que si las especies no logran una recuperación óptima, permanecerán en el parque de manera indefinida.