Una nueva jaula permitirá observar al tiburón blanco en las profundidades de las aguas de Isla Guadalupe. Foto: www.gob.mx

Una nueva jaula permitirá observar al tiburón blanco en las profundidades de las aguas de Isla Guadalupe. Foto: www.gob.mx

México diseña nueva jaula para observar al tiburón blanco con mayor seguridad

México, EFE (I)

Una nueva jaula de observación del tiburón blanco permitirá a las personas que se adentren en las profundidades de las aguas de Isla Guadalupe, en el noroeste de México, verlo con mayor seguridad para ambas partes.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) informó hoy -2 de agosto de 2017- en un comunicado que la elaboración de estas nuevas jaulas obedece a "accidentes reportados durante la observación" del tiburón blanco (Carcharodon carcharias).

La nueva infraestructura permitirá que la actividad se realice "bajo un estricto esquema de buenas prácticas y acorde a los principios del turismo sustentable", apuntó en el inicio de la temporada de observación del tiburón blanco.

Esta jaula es desde ahora un requisito imprescindible para llevar a cabo la inmersión, con la finalidad de "garantizar la seguridad de la especie y los visitantes".

Un enmallado de acero inoxidable aisla a la jaula, a la que se ha añadido una ventana de observación, entre otras mejoras.

"La jaula es de una sola pieza y es desmontable, cuenta con barrotes redondeados con una separación de 35 centímetros entre ellos, no tiene cadenas ni balcones", detalló la institución.

Una publicación compartida de Jeff Victor (@ffejvic) el

Estas características, sumadas a "dos salidas de emergencia y flotadores en el interior de la misma", mejoran la seguridad.

El titular de la Conanp, Alejandro del Mazo, destacó que con estas adecuaciones la institución "busca establecer una sana convivencia entre el hombre y la naturaleza".

El tiburón blanco es una especie amenazada que puede alcanzar los 6 metros de longitud y pesar hasta los 3.600 kilogramos.

Isla Guadalupe, localizada a unos 260 kilómetros de la costa de la Península de Baja California, es reserva natural de la biosfera y uno de los lugares de concentración de tiburones blancos más importantes del Pacífico oriental, registrando visitas tanto de turistas como de científicos e investigadores.

La reserva natural, con una extensión de 23 991 hectáreas, tiene hasta la fecha un registro aproximado de la llegada de 274 especímenes.