Los turistas llegaron a Atacames, Esmeraldas, en el feriado de Semana Santa 2017. Foto:Marcel Bonilla / Viajar

Los turistas llegaron a Atacames, Esmeraldas, en el feriado de Semana Santa 2017. Foto:Marcel Bonilla / Viajar

Manabí y Esmeraldas presentan una leve recuperación turística, a un año del terremoto

Redacción Viajar (I)

365 días después del terremoto que azotó a Manabí y Esmeraldas, el sector turístico presenta una leve recuperación. La falta de créditos y la demora en el pago de los seguros, son las principales causas para que la reactivación sea pausada, según José Ochoa, presidente de la Federación de Hoteleros del Ecuador, quien añadió que se necesitará de al menos USD 80 millones para restablecer la infraestructura afectada.

Para él, la ocupación hotelera en este año bajó hasta en un 70% en Manabí y Esmeraldas. "Creemos que demorará al menos tres años para recuperarnos. Las réplicas, además, incrementaron el miedo y fueron la causa directa que la gente no retorne".

Según Ochoa, una inversión de USD 200 millones, proveniente de Las Vegas, Nevada, EE.UU., que pretendía implementar un resort con 300 habitaciones cerca de General Villamil Playas, se frenó tras el terremoto. "El feriado de Carnaval permitió que el sector reciba nuevos recursos para iniciar la recuperación, bajo la conciencia de la ayuda y solidaridad".

Para Carlos Acosta, presidente de la Cámara Provincial de Turismo de Esmeraldas, su provincia tuvo una mayor afectación el 19 de diciembre de 2016, tras una réplica del terremoto, un hecho que, según él, incidió directamente en la falta de movimiento turístico para fin de año. "Solo en Tonsupa, seis hoteles colapsaron. Se inició las reparaciones, en su mayoría, gracias a un aporte crediticio de Banecuador que estaba entre los USD 20 000 y 50 000, pero esa cantidad no alcanza para financiar la recuperación total de hoteles y restaurantes".

Acosta mencionó que 30 edificaciones sufrieron daños estructurales en su provincia. Algunos propietarios invirtieron cerca de USD 10 000 en estudios, para determinar el nivel de los daños, sin embargo el proceso con las empresas aseguradoras ha demorado la entrega de recursos para iniciar una reconstrucción.

Un estudio de reservas hoteleras y compras de paquetes de viaje realizado por la agencia Despegar.com, teniendo como destino a Manabí, señala que los turistas extranjeros reservaron un hotel en esta provincia, hasta con 60 días de antelación; mientras que los paquetes de viaje crecieron a partir de octubre del 2016.

"Tras el terremoto hubo una retraccción del mercado, pero en la actualidad, Manabí recibe a turistas provenientes de Argentina, Chile y Colombia, mientras los ecuatorianos priorizaban otras regiones. Mayo fue el mes de mayor caída del mercado tras el terremoto", explicó Jorge Luis Páez, gerente general de Despegar.com.

Sobre los paquetes de viaje comprados en otros países, agosto fue un mes de recuperación frente a abril y mayo. Recién entre diciembre y enero, hubo un resultado similar al que se alcanzó en agosto de 2016.

Según este estudio, entre octubre del 2016 y marzo del 2017, la llegada de extranjeros registró números importantes. En la compra de paquetes turísticos fuera del país, teniendo como destino Manabí o Esmeraldas, determina un crecimiento de hasta un 50% entre enero y febrero del 2017.

Para el Ministerio de Turismo, la emergencia se manejó bajo estos ejes: levantamiento de información, identificación y disponibilidad de la oferta turística, reactivación del turismo solidario, promoción permanente fuera del país, y coordinación con la banca pública para financiar las reparaciones.

A través de la página web viajaprimeroecuador.com.ec se planteó 20 paquetes turísticos para Manabí, aunque también se promocionaron estas opciones en las islas instaladas en los centros comerciales de Quito, Guayaquil y Samborondón. Para los Feriados, hubo una estrategia de promoción específica para Manabí, la cual se difundió en radio, televisión y medios digitales a nivel nacional, a partir del feriado del 24 de mayo.

Según información de esta Cartera de Estado, 211 establecimientos de Manabí que ofrecen servicios turísticos, presentaron una afectación parcial, mientras que 139 tuvieron un colapso total. En Esmeraldas, 37 establecimientos que brindaban alojamiento fueron catalogados como de acceso restringido, mientras que 22 fueron señalados como inseguros o con infraestructuras colapsadas.

El Ministerio de Turismo indicó que el plan de reconstrucción no es su competencia directa, pero prevé que inicie a partir de este mes, en coordinación entre el Gobierno Central y los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD).