Un 59% de los latinos arma su equipaje la noche previa a realizar un viaje, según encuesta

Redacción Viajar (I)

Si vacacionar nos resulta divino, empacar puede convertirse en un infierno. ¿Eliges viajar liviano o eres de los que llevan maletas cargadas? Todos queremos vernos bien en nuestro tiempo de descanso e incluso jugar con prendas que no nos animamos a lucir en nuestros lugares cotidianos, pero ¡cuidado!, acarrear una maleta pesada puede ser una pesadilla.

El 60% de los latinos consultados por Opina América Latina asegura que prefiere llevar lo justo y repetir los atuendos. Este tipo de personas cree que viajar livianos nos ayuda a limpiar nuestra mente de los problemas del día a día.

Otro 20% dice llevar muchas cosas pero no por coquetería sino porque no gusta de lavar durante las vacaciones. Por último, el 20% restante afirma que lleva pocos objetos porque prefiere comprar lo necesario en los lugares que visita.

El momento de armar la maleta también define nuestra personalidad y los latinos volvieron a mostrarse como proclives a resolverlo todo en el minuto final. Un 59% de quienes participaron de la encuesta confiesa que prepara sus valijas la noche anterior a la partida.

Otro 25% se mostró más previsor: arma el equipaje el fin de semana anterior. De esta forma se pueden conseguir objetos faltantes esquivando corridas de último minuto. Los más cautos, un 16%, son aquellos que organizan su ropa una semana antes de la fecha de salida.

Los hondureños se mostraron como los latinos más improvisados, el 72% de los encuestados en ese país admitió que arma la maleta la noche anterior al viaje.

Panameños (69%), chilenos (68%), ecuatorianos (68%), guatemaltecos (67%) y colombianos (66%) también son propensos a cerrar la maleta a último momento.

Por el contrario, los brasileños resultaron ser los más precavidos de la región, el 52% dice ocuparse del equipaje con mayor anticipación.


Cambiar la alimentación es también una forma de cortar con la rutina, sin embargo muchos latinos temen probar comidas extrañas por miedo a indigestarse. El 47% de los encuestados prueba platillos locales, pero solo en restaurantes.

El 27% también elige comidas locales pero prefiere priorizar los precios bajos y come en la calle. El 18% intenta respetar su dieta habitual y otro 8% rehuye a las sorpresas y opta por la comida chatarra.

Encontrarse en otro país puede ser una aventura fascinante. Incluso dentro de la región, cada país es todo un mundo por descubrir. Desde palabras hasta comidas, bebidas y costumbres diferentes, lo nuevo nos mantiene entretenidos durante el descanso.

Si bien el 75% de los latinos no lleva prendas que identifiquen su país de origen, un 13% elige vestir la camiseta de la selección nacional para mostrar de dónde viene. Un 8% elige camisetas de equipos locales y el 4% escoge mostrar su nacionalidad llevando banderas en objetos como toallas, llaveros o calcomanías.

Armando la valija con anticipación o a último minuto, llevando o no banderas y camisetas, lo que nunca falta en el equipaje es la simpatía latina que tanto nos identifica.

El trabajo de Opina América Latina fue realizado en enero del 2017 a escala regional, cubriendo los países del continente desde México hasta la Argentina. La muestra alcanzó 2 500 encuestados a través de Internet con control de cuotas de género, rango etario, nivel socio-económico y país.