Un 49% de los latinos cree que tres semanas de vacaciones sería lo ideal, según encuesta

Redacción Viajar (I)

¿Eres de los que cuentan los días restantes hasta las próximas vacaciones? ¿Sueñas con jornadas laborales más cortas? La cantidad de tiempo dedicado al trabajo es un tópico central en la historia de los sistemas económicos de América Latina. A mediados del siglo XIX se reclamaba por ocho horas para trabajar, ocho horas para vivir y ocho horas para dormir.

Un estudio conducido por Opina América Latina revela que un 76% de los habitantes de la región cree que la jornada laboral debería reducirse. Si bien en las últimas décadas se han ampliado los derechos laborales para los latinos, una gran distancia nos separa de las ventajas que poseen los trabajadores del primer mundo.

Solo un 24% de los encuestados aseguró que el tiempo que dedica al trabajo debería prolongarse. Nadie discute que las vacaciones son fundamentales para garantizar una buena salud física y mental de la población. El rendimiento en el trabajo aumenta luego del descanso.

Si bien la Organización Internacional del Trabajo recomienda que las vacaciones no deben ser en ningún caso inferiores a tres semanas laborales por cada año de servicio, esto está lejos de ser una realidad en América Latina.

Sobre la cantidad de días al año que deberían tener de vacaciones, un 49% de los encuestados afirmó que deberían ser 30 días corridos, es decir un mes, mientras que un 27% dijo que con dos semanas es suficiente para desconectarse y olvidar las preocupaciones.

Un 18% estuvo en desacuerdo y consideró que tres semanas es el tiempo justo; sin embargo un 6% de los consultados sostuvo que una semana basta como descanso anual.

La extensión de las vacaciones pagadas es un motivo de controversia y varía de país en país. Mientras en Brasil, Panamá y Perú dan un mes a sus habitantes, en México este tiempo solo se limita a seis días. La opinión de los latinos acerca de cuántas vacaciones por año merecen está fuertemente influenciada por la cantidad que fija la ley en cada uno de sus países.

Con este antecedente se observa que más del 75% de los brasileños, panameños y peruanos se decanta en que deben tener 30 días y solo el 25% de los mexicanos, ecuatorianos y guatemaltecos comparte esta opinión. No resulta casual que en estos últimos tres países la ley fije las vacaciones obligatorias en una cantidad cercana a los 10 días hábiles.

La edad para comenzar a trabajar es otro tema alrededor del cual se abren fuertes polémicas. En la actualidad, cerca de 6 millones de niños trabajan sin haber cumplido la edad mínima de admisión al empleo.

Los rubros en donde esta práctica es más frecuente son: la agricultura, la minería, los basureros, el trabajo doméstico y la pesca.

Opina América Latina investigó la opinión que tienen los latinos acerca de que los menores de 18 años trabajen y el 75% no condena el hábito. De ese porcentaje, el 41% reconoce que no es una situación ideal pero entiende que suele ser una ayuda económica valiosa para las familias.

Un 34% cree que es bueno porque aleja a los jóvenes del delito, otra de las grandes preocupaciones . Existe un 25% de los consultados que afirma que esto no es bueno, ya que ese es el período de la vida que solo deberíamos dedicar al estudio.

Otro fenómeno amenaza al mercado laboral en la región es la informalidad, el cual puede llegar a representar más del 50% de la fuerza laboral en varios países latinoamericanos y este tópico debe estar sin dudas entre las prioridades de todos los gobiernos.

El trabajo de Opina América Latina fue realizado en noviembre de 2016 a escala regional en el continente, desde México hasta la Argentina. La muestra alcanzó 2 500 encuestados por internet con control de cuotas de género, rango etario, nivel socio-económico y país.