Desde el cerro Santa Ana, en el barrio guayaquileño de Las Peñas, se puede admirar a Guayaquil. Mario Faustos / EL COMERCIO

Desde el cerro Santa Ana, en el barrio guayaquileño de Las Peñas, se puede admirar a Guayaquil. Mario Faustos / EL COMERCIO

Las Peñas, el germen del Gran Guayaquil

Redacción Viajar (I)

Las calles empedradas del tradicional barrio de Las Peñas, lugar donde hace más de cuatro siglos nació la ciudad portuaria de Guayaquil, es el sector más colorido y emblemático de la ciudad por la belleza patrimonial que atesora.

Ubicadas en las faldas del cerro Santa Ana, sus casas de madera son de un estilo arquitectónico colonial. Su nombre de Las Peñas se debe a la cantidad de peñascos, pedregones y rocas calcáreas que poseía el cerro al momento en que los españoles se asentaron allí, en el siglo XVI.

En el siglo XVII, Las Peñas fue considerado como el balneario guayaquileño sobre la ría y el sitio de descanso veraniego de gente adinerada. A finales del siglo XIX, este lugar adoptó el nombre de barrio, porque fue el primer sector residencial en Guayaquil. En dos ocasiones el fuego la destruyó. En la primera ocasión, fue entre el 5 y 6 de octubre de 1896 y el segundo, el 16 de julio de 1902.

A partir del ‘boom’ cacaotero de la década de los años 20, el sector poco a poco fue ocupado por hacendados acaudalados, quienes construyeron la mayoría de las casas de estilo aristocrático que hasta hoy se mantienen.

Las calles del barrio Las Peñas durante las noches. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Las calles del barrio Las Peñas durante las noches. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Cerca del Fortín de la Planchada, lugar donde la ciudad repeló el ataque de los piratas, vivió uno de los personajes icónicos de la rebeldía latinoamericana: Ernesto Guevara de la Serna, más conocido como el ‘Che’, quien llegó a la ‘Perla del Pacífico’ cuando tenía 25 años, y había culminado sus estudios como médico.

Guevara llegó a Guayaquil el 27 de septiembre de 1953, luego de su paso por Bolivia y Perú, acompañado de su entrañable amigo de infancia Carlos ‘Calica’ Ferrer, quien estuvo a su lado en su segunda aventura americana.

El ‘Che’ Guevara se hospedó en una casa de madera y caña en Las Peñas, signada con el N° 199. La habitación se caracterizaba por su vista al Río Guayas. En esta pensión pagó 5 sucres para pasar la noche. La casa que habitó el célebre guerrillero argentino ya no existe, debido a que fue demolida para la construcción de una escalinata que conecta al malecón Simón Bolívar con el barrio Las Peñas

Para recordar aquel episodio, la Coordinadora Ecuatoriana de Solidaridad con Cuba filial Guayas consiguió en el 2012 el permiso para colocar un monumento de Guevara, el cual tiene su mirada hacia el cerro Santa Ana.

Monumento de Ernesto 'Che' Guevara en el barrio Las Peñas. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Monumento de Ernesto 'Che' Guevara en el barrio Las Peñas. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Otros personajes destacados que también vivieron en este barrio son los expresidentes del Ecuador como Eloy Alfaro, Francisco Robles, Carlos Julio Arosemena, Carlos Alberto Arroyo del Río; escritores como Numa Pompillo Llona, Ernest Hemingway, Juan Montalvo, Enrique Gil Gilbert; y personajes como Antonio Neumane, Rita Lecumberri, Rafael Pino Roca o Frederick Ashton.

En 1982, Las Peñas fue declarado Patrimonio Cultural del Ecuador debido a que algunas casas poseen más de 100 años de antigüedad. Este barrio ha sido escenario de varios eventos de promoción de Guayaquil como destino turístico.

A pocos metros de Las Peñas está el Malecón Simón Bolívar, uno de los lugares más frecuentados por los guayaquileños, donde se puede disfrutar de la brisa del río Guayas y el aire cosmopolita de una ciudad pujante. En esta estructura de 2,5 kilómetros de largo, se puede encontrar una variada diversidad de restaurantes, jardines y zonas de ocio.