Los atractivos culturales, históricos y la riqueza artesanal de Cuenca son expuestas en cuatro recorridos turísticos. Fotos: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Los atractivos culturales, históricos y la riqueza artesanal de Cuenca son expuestas en cuatro recorridos turísticos. Fotos: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Conozca Cuenca desde cuatro rutas turísticas

Giovanni Astudillo (I)

Cuenca es conocida en el Ecuador y el extranjero por sus atractivos culturales e históricos, además de su amplia riqueza artesanal. Para afianzar la promoción, la Fundación Municipal de Turismo para Cuenca creó rutas para facilitar el recorrido de los visitantes.

Esta fundación creó las denominadas rutas de Museos, Artesanal, de los Molinos y el Pan y la Rural. Esta última agrupa a la parroquia San Joaquín y las zonas aledañas al río Yanuncay.

cuenca viajar

El pasado martes 28 y jueves 30 de marzo de 2017, la Fundación Municipal de Turismo para Cuenca organizó recorridos por estas rutas.

La intención es diversificar la oferta y hacer más larga la estadía de los visitantes en esta ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad. De acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad de Cuenca, en la actualidad, el promedio de permanencia de un visitante en la capital azuaya es de un día y medio.

Esta investigación determinó que el 70% de visitantes consultados dijo que volvería a Cuenca y el 76% que recomendaría este destino.

La Ruta Artesanal

En esta opción se visitan las galerías y talleres de siete artesanos, que se dedican a la cerámica, joyería y herrería y metales. El taller del ceramista José Encalada, de 81 años, es parte del recorrido. Desde que tenía 14 se dedica a la alfarería, en el barrio Convención del 45.

En su local exhibe macetas, apliques de pared, vasijas, teteras, platos y adornos elaborados en arcilla. Los objetos más pequeños cuestan USD 1,50 y los más grandes hasta 60. Además, incursionó en la elaboración de vajillas de cerámica negra. Los visitantes pueden aprender las técnicas de su oficio.

Eduardo Segovia, de 78 años, también es parte del proyecto. Él elabora adornos inspirados en las culturas latinoamericanas y sus obras se han expuesto en Europa con el nombre de ‘Constante Búsqueda’. Su arte se puede conocer con una cita previa.

La Ruta de los Museos

Los museos de Arte Moderno, La Condamine, Paja Toquilla, Arqueológico Universitario, de la Medicina, Identidad Cañari y Conceptas son parte de este recorrido. La mayoría está ubicada en el Centro Histórico de la capital azuaya.

Allí, se puede apreciar el legado cultural, histórico, artesanal y el aporte contemporáneo de esta ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Otros espacios son los museos de las Culturas Aborígenes, Pumapungo, de Artesanías y Artes Populares y Manuel Agustín Landívar. Las visitas a estos espacios duran entre 20 y 90 minutos, aunque en la mayoría de casos toma 30 minutos.

La Ruta de los Molinos y del Pan

Este recorrido incluye la visita al centenario local denominado El Pan de las Villacis, ubicado en las calles Borrero y Sangurima, en el Centro Histórico. En una casa colonial que tiene más de 110 años, María Elena y Lupe Villacís elaboran el pan en un horno de leña. Es una tradición heredada de su abuela.

Su especialidad es el pan de mestizo llamado también medicinal. Se elabora de forma natural, desde la obtención de la harina de trigo. Los ingredientes principales son sal en grano y panela, que se deja en remoto con un día de anticipación.

En la ruta también se visita el barrio de Todos Santos y al convento de las Madres Oblatas. Allí, está uno de los hornos de leña más grandes del Ecuador, que producen el tradicional pan cuencano.

Para los amantes del chocolate se incluye una visita al molino de Fátima. Luis Peralta inició este negocio en 1942. Ahora, su hija Catalina administra la fábrica.

La Ruta Rural

La zona de influencia del río Yanuncay y la parroquia cuencana de San Joaquín ofrecen atractivos naturales y gastronómicos. Además, el acceso a los talleres artesanales de fibras naturales como la duda con la que se tejen los canastos de las cholas cuencanas.

Entre otros lugares se visitan la granja integral de Cuadruco, el taller de cestería, los viveros de Sustag y el restaurante Mama Michi.