La fiesta de inocentes de Atuntaqui siempre escoge una temática política. En la foto está una representación del presidente Rafael Correa realizada por la Corporación 31 de Diciembre. Foto: José Mafla / EL COMERCIO.

La fiesta de inocentes de Atuntaqui siempre escoge una temática política. En la foto está una representación del presidente Rafael Correa realizada por la Corporación 31 de Diciembre. Foto: EL COMERCIO.

Atuntaqui despedirá el año con bailes y una parodia política

José Luis Rosales. Redactor (I)

El presidente Rafael Correa tendrá una despedida adelantada en Atuntaqui, Imbabura. Al menos de eso se encargarán la Corporación 31 de Diciembre, que organiza la Fiesta Popular de Inocentes y de Fin de Año.

Por esta época, la ciudad textil se torna en un epicentro de diversión y humor. También en urbes como Cotacachi e Ibarra, en Imbabura; y San Gabriel y Tulcán, en Carchi, se alistan programas para despedir al 2016.

En Atuntaqui se espera recibir a 35 000 visitantes. La mayoría llega el último día del año por el desfile de comparsas. Por eso, los preparativos de esta fiesta patrimonial empezaron en septiembre pasado. Así explica Diego Villegas, presidente de la Corporación.

Durante ese mes se definió la temática de la parodia y el presupuesto. El Municipio de Antonio Ante les asignó USD 30 000. Sin embargo, Villegas calcula que con el aporte privado y gastos que asumen los clubes, la inversión bordea los USD 115 000.

Alejandro Ruiz va dándole forma a la máscara que representará al presidente Rafael Correa en la fiesta de inocentes de Atuntaqui para despedir al 2016. Foto: José Luis Rosales / EL COMERCIO.

Alejandro Ruiz va dándole forma a la máscara que representará al presidente Rafael Correa en la fiesta de inocentes de Atuntaqui para despedir al 2016. Foto: José Luis Rosales / EL COMERCIO.

La representación del presidente Correa tiene relación al fin de su mandato y a un supuesto gusto que él tiene por volar. Su monigote estará ubicado en el interior de una imitación de un avión antiguo.

En la cola irá otra marioneta como acompañante. En tanto, cuatro aspirantes presidenciables empujarán la aeronave, para el último adiós. Durante la última semana, Alejandro Ruiz pintaba de blanco la careta de la imitación de Correa, que elaboró con papel periódico. Desde hace más de medio siglo, este artesano ha confeccionado las máscaras de los personajes que se queman para despedir el año.

Entre sus trabajos favoritos están rostros de Osama Bin Laden, Mery Zamora, Luis Chiriboga... Este último fue imitado el 2015 tras el escándalo en la FIFA por lavado de activos.

El testamento aún está en proceso. Recogerá con humor los hechos más sobresalientes del año. Durante la presentación del programa los organizadores dieron un adelanto de este escrito.

“Papá ya está de salida/y le vamos a hacer la despedida/Antes de que alguien le haga huelga, le vamos a mandar a la región... Belga/por dejar al país endeudado, papá Correa terminará quemado”.

En Cotacachi, en cambio, la festividad está a cargo de la Federación de Barrios del cantón. Ellos organizan un concurso de años viejos para promover la creatividad y el buen humor.

Para la construcción de los monigotes se recomienda usar materiales como papel, cartón, tela y madera reciclados, explica Carlos Adramuño, líder de la organización.

El año anterior participaron 11 organizaciones barriales. Con una imitación de la Asamblea Nacional, los vecinos de El Ejido obtuvieron el primer lugar del certamen.

Esta fiesta popular tuvo sus orígenes en los albores del siglo XX en la Sierra Norte, por iniciativa de los trabajadores de una antigua fábrica textil de Imbabura. Foto: EL COMERCIO

Esta fiesta popular tuvo sus orígenes en los albores del siglo XX en la Sierra Norte, por iniciativa de los trabajadores de una antigua fábrica textil de Imbabura. Foto: EL COMERCIO

Uno de los barrios que ha ganado fama es el Oriental de mis Amores. Allí, la fiesta de fin de año se desarrolla desde hace medio siglo, asegura Diego Terán, directivo del sector.

Para recaudar los USD 5 000 que cuesta la celebración han realizado rifas y venta de comida.La programación, que se extiende del 17 de diciembre al 1 de enero, incluye actividades religiosas, culturales... Para fin de año se efectuará el Desfile de la Alegría, juegos tradicionales y el baile con Batuca Band Orquesta.

En la capital de Imbabura la agenda de fin de año incluye un concurso barrial e institucional de monigotes. Uno de los atractivos es el premio de
USD 20 000 que entregará el Municipio de Ibarra.

El monto será repartido en obras para los barrios o parroquias que se ubiquen en los tres primeros lugares, explicó Carmen Zehnder, presidenta del Comité de Fiestas.

Los números concluirán con el pregón de inocentes, el 6 de enero. Un día después habrá un concurso de bailarines disfrazados.

El Día de los Inocentes en El Pretil de Atuntaqui. El evento es organizado por la Corporación 31 de Diciembre. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El Día de los Inocentes en El Pretil de Atuntaqui. El evento es organizado por la Corporación 31 de Diciembre. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Montúfar, en Carchi, es uno de los cantones que rescata las costumbres de esta temporada. El 28 de diciembre se efectuará el Concurso de Aguinaldos, que data de 1940.

Se trata de un duelo entre dos grupos de disfrazados, de 25 integrantes cada uno, donde deben descubrir la identidad de los participantes. Y para el 21 de este mes, se realizará un concurso de años viejos.

A más de las categorías tradicional y artística habrá una infantil. La idea es incentivar a los niños a conservar esta tradición, explica Oswaldo Cepeda, director de Cultura del Municipio de Montúfar.

Para recibir el Año Nuevo se presentarán artistas en el parque González Suárez. Algo similar habrá en la capital del Carchi. En el parque principal, la Asociación de Tulcaneños Residentes en Quito organiza un acto artístico.

En cambio, para el 28 de este mes se prepara el pregón de Santos Inocentes con delegados de instituciones, barrios y comunas, explica Froilán Jiménez, del municipio local.