27 de octubre de 2014 18:57

Los zapatos no deben superar los cuatro centímetros de alto

El lado malo de los zapatos con taco. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Una mala elección de los  zapatos puede acarrear problema para la salud. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 3
Indiferente 28
Sorprendido 16
Contento 0
Redacción Sociedad

Los zapatos son el complemento de cualquier vestimenta y la debilidad de muchos a la hora de ir de compras. Pero aunque resulten atractivos a la vista, dependiendo de su forma y del material del que estén hechos, pueden representar un problema para la salud de las personas.

Un estudio reciente reveló que las ballerinas o flats, pueden causar similares problemas que los tacos altos ya que al ser totalmente planas también constituyen un peligro para diferentes zonas del cuerpo.

Según la doctora María Leonor Gallegos, especialista en podología y cosmetología, las rodillas son la primera zona que se ve afectada por una mala elección de zapatos. A esta le sigue la cadera y al final la columna.

Por esto explica que el zapato ideal debe ser ergonómico y no debe superar los cuatro centímetros de altura. El taco no puede ser de aguja o muy fino ya que esto conllevará a lesiones en los tobillos.

La especialista recomienda que tenga una forma cuadrada y ancha. Aunque es importante que no sea muy alto, la doctora afirma que siempre debe contar con alguna ligera elevación.

El problema de los flats es justamente que son muy planos lo que hace que no haya un amortiguamiento en el momento del impacto y esto favorece a la pérdida de cartílago y al desgaste de la superficie ósea.

Cristián Gómez, podólogo, coincide en que el zapato no debe tener una suela muy delgada ya que esto trae problemas de resequedad de la piel y callosidad debido a que el pie está en contacto cercano con el suelo.


Evitar las puntas delgadas, es un aspecto importante para ambos especialistas, ya que esta ejerce presión sobre los dedos lo que provoca que se empiezan a doblar hacia adentro y favorece la aparición de callosidades.

Gallegos recomienda utilizar zapatos con punta cuadrada y explica que debe medir medio centímetro más ancho que el pie en cada lado. Para poder estar seguros de esta medición, la persona debe probarse los zapatos en la tarde.

En este momento, los pies están más hinchados que en el resto del día, por lo tanto si se mide en la mañana no es una estimación adecuada ya que por la tarde sentirá el zapato apretado.

El material también desempeña un papel importante. Las formas sintéticas incentivan el surgimiento de hongos y mal olor en los pies porque no permite que se ventilen adecuadamente.

Además, para hacer deportes debe elegir un zapato adecuado para la práctica específica ya que las necesidades cambian dependiendo de la actividad física que realice.

La doctora recomienda siempre utilizar medias de algodón que absorban el sudor y fijarse en que cuenten con una bolsa de aire para reducir el impacto de la pisada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)