18 de diciembre de 2015 00:00

La Yumbada se fusiona con el arte contemporáneo

Cada junio, la Yumbada de Cotocollao celebra las fiestas de agradecimiento a la tierra, al agua y al sol. Foto: Archivo EL COMERCIO

Cada junio, la Yumbada de Cotocollao celebra las fiestas de agradecimiento a la tierra, al agua y al sol. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Gabriel Flores

Desde hace tres años, el artista guayaquileño Fidel Eljuri trabaja en una serie sobre tradiciones. Su nueva propuesta es ‘La danza de las montañas’, una pieza en la que se mezcla nuevas tecnologías con las fiestas que celebran los yumbos.

Esta obra, que se presenta este viernes 18 de diciembre, a las 19:30, en el parque Cumandá tiene su origen en el interés de Eljuri por los yumbos de Cotocollao, uno de los pueblos preincas asentados en el noroccidente de Quito.

Eljuri subraya que ‘La danza de las montañas’ es solo una de las posibilidades que se pueden generar entre los rituales ancestrales de los yumbos y el arte contemporáneo.
En el ritual que está a cargo de los yumbos de Cotocollao, cada danzante toma la personalidad de una de las montañas que rodean a Quito. En el clímax del último ritual se mata a una de las montañas con el objetivo de que vuelva a nacer.

Para que un mayor número de personas entienda y valore esta danza, Eljuri capturó imágenes satelitales de las montañas que rodean Quito y las reconstruyó digitalmente. “La idea es hacer una reinterpretación de lo que está pasando en el ritual, pero a través de una puesta en escena digital”.

Por medio de estas imágenes, Eljuri armó una ‘escultura’ digital que interpreta visualmente los sonidos de los tambores y de los pingullos en tiempo real. Durante este ritual, los yumbos de Cotocollao danzan en círculo, y en el centro está la ‘escultura’ que Eljuri también llama tótem digital, que es la que proyecta las imágenes.

Para este artista, con formación básicamente, autodidacta, las imágenes son una herramienta, que en este caso, pueden ayudar a que las personas entiendan mejor lo que quieren contar los yumbos en estos rituales.

Diego Simbaña, uno de los miembros de la Yumbada de Cotocollao, subraya que en ‘El ritual de las montañas’ se condensarán tres días de fiestas. Cada año, en el mes de junio la Yumbada de Cotocollao celebra tres jornadas de agradecimiento a las cosechas, el agua y la tierra.

Durante el primer día se recoge a cada yumbo casa por casa; en el segundo, los yumbos agradecen al sol y hacen una visita a las cosechas; y en el último día se busca entablar un vínculo con la gente a través de la pambamesa y la entrega de frutas. Las festividades concluyen con el ritual de la matanza. Una ceremonia en la que intervienen personajes como el yumbo mate, el yumbo auca, la yumba, el mono Martín y el pingullero.

Simbaña señala que el trabajo que han realizado junto a Eljuri les ayudará a mantener vivo el legado cultural que dejaron sus antepasados. “Durante las tres horas que va a durar la presentación esperamos que el público comprenda más sobre nuestras tradiciones”.

‘La danza de las montañas’ es una actividad que forma parte del proyecto ‘Espiritualidades en Quito’, organizado por la Fundación Museos de la Ciudad. La entrada es gratuita.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)