29 de octubre de 2016 00:00

El acroyoga mejora la coordinación

El acroyoga se puede practicar en parejas al aire libre. Esto ayuda, además, a oxigenar el cuerpo gracias al movimiento.

El acroyoga se puede practicar en parejas al aire libre. Esto ayuda, además, a oxigenar el cuerpo gracias al movimiento. Fotos: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Paola Gavilanes
Redactora (I)

Si usted es una persona arriesgada, que le encanta la aventura y los retos, una opción puede ser involucrarse en el mundo del acroyoga. Se trata de una fusión de movimientos que se derivan del yoga y la acrobacia con los que se logran posturas que sorprenden a espectadores y realizadores. ¿La razón? Los participantes requieren de grandes dosis de fuerza, coordinación, concentración y elasticidad para ejecutar cada uno de los movimientos.

El acroyoga se practica en pareja o grupos de tres y cuatro personas. Cuando se trabaja entre dos, una persona funge de base, mientras que la otra -sobre las piernas y/o manos de su compañero- dibuja con su cuerpo una paloma, una estrella, un murciélago, una ballena... La lista es extensa. Elaboran esas figuras cumpliendo los principios básicos del yoga: concentración, tranquilidad y equilibrio. “Se trata de conseguir un equilibrio físico y mental”, según Andrea Díaz, instructora.

El trabajo acrobático en grupo, en cambio, trasciende la referencia del propio cuerpo y hace que se integren todos como parte de una sola estructura. Así se forman pirámides, arcos, entre otras figuras.

Liseth Castañeda, practicante de acroyoga, dice que disfruta de los beneficios de esa variante en compañía de su novio Erick Rosales. Juntos realizan decenas de figuras en seguidilla, es decir, que pasan de una a otra sin que ella toque el suelo. Rosales, por lo general, es su base y la sostiene. “La persona que posee más fuerza suele ir debajo, mientras que la más flexible realiza los movimientos”, cuenta Castañeda, emocionada durante una demostración.

Para mayor facilidad, Castañeda y Díaz sugieren trabajar con ropa cómoda y elástica, que permita desplazar el cuerpo con facilidad de un lado a otro. También es importante trabajar descalzo para obtener un mejor agarre y no lastimar el cuerpo de la otra persona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)