31 de mayo de 2017 00:00

Yawarkanchik transmite la danza ancestral

Yawarkanchik se presentó el viernes pasado. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Yawarkanchik se presentó el viernes pasado. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 26
Giovany Astudillo
Editor
(F-Contenido Intercultural)

El grupo de danza festiva del Ecuador Yawarkanchik celebró el pasado viernes 26 de mayo del 2017 sus cinco años de creación. Esa noche se presentó en el teatro Carlos Cueva Tamariz de la Universidad de Cuenca.

Esta agrupación, que cuenta con 25 bailarines, forma parte desde el 2016 del Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folclor y de las Artes Tradicionales. Es una organización vinculada a la Unesco para los grupos de danza, que mantienen y salvaguardan el patrimonio cultural de la humanidad.

Con Yawarkanchik, dice su director, Juan Morocho, se recupera, transmite e investiga la memoria festiva de los pueblos del país. “El trabajo tiene un sustento histórico y antropológico desde la interculturalidad para entender todos los imaginarios festivos del país”.

La intención es proyectarlos al escenario de una manera responsable y respetando la autodefinición de los pueblos, música y su idioma, agrega Morocho. Su repertorio cuenta con un trabajo dancístico andino con montajes escénicos de Saraguro, Azuay, Cañar, Chimborazo, Imbabura y Pichincha. También, de la etnia Shuar de la Amazonía sur.

La agrupación tiene más de 150 trajes que fueron elaborados con artesanos indígenas. Cuentan con ponchos, sombreros, polleras, anacos, zamarros, blusa, macana, ropa ceremonial… El vestuario fue financiado con proyectos culturales y presentaciones. En promedio, tienen de cinco a seis presentaciones al mes.

Tuvieron giras en Chile y México. En dos ocasiones estuvieron en Perú y tres en Colombia. En el país se presentaron en las fiestas del Yamor y Chonta, Inti Raymi, entre otras. Según Morocho, ahora avanzan en proyectos y obras de danza de proyección. Es decir, cómo utilizar los elementos, valores e imaginarios culturales y trabajarlos escénicamente. Para ello, tienen el conocimiento teórico y vivencial, dice Morocho.

“No necesariamente es una danza tradicional sino más bien una proyección de esta, pero elevada a un nivel escénico y trabajada minuciosamente”. Tienen los montajes ‘Punku danza de la realidad’ y ‘Encuentros’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (3)