16 de mayo de 2016 11:08

300 voluntarios al día llegan, en promedio, al Bicentenario para ayudar con las donaciones

A un mes del terremoto, 300 voluntarios continúan trabajando en el centro de acopio del Parque Bicentenario. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

A un mes del terremoto, 300 voluntarios continúan trabajando en el centro de acopio del Parque Bicentenario. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Isabel Alarcón
Redactora (I)

Al cumplirse un mes del terremoto que ocurrió el pasado 16 de abril de 2016, el trabajo de los voluntarios no se detiene en el centro de acopio del parque Bicentenario. Conocidos como los Paules este grupo de hombres y mujeres no ha dejado de colaborar desde el primer día que el centro abrió sus puertas.

Aunque las donaciones siguen llegando, el problema es que cada vez los voluntarios van disminuyendo. La primera semana asistían alrededor de 500 personas, ahora llegan 300 durante todo el día. Por eso, piden a las personas que continúen asistiendo al centro de acopio.

Ernesto Ortiz es uno de sus fundadores. Desde el siguiente día que ocurrió el terremoto dejó su natal Tulcán para empezar a ser voluntario. Desde las 08:00 hasta las 19:00 acude todos los días al Bicentenario. Allí empiezan con la clasificación de los productos, el empaque y después la carga.

Incluso adecuaron una zona para cocinar los alimentos que llevan cada día. A las 14:00 todos se sientan en un círculo en el suelo para compartir la comida.

"Hemos formado una familia", dice Andrea Arteaga quien todavía mantiene el mismo entusiasmo que sintió desde el primer día que llegó a preguntar si podía ser voluntaria. Mientras, clasifica los productos no se cansa de contar todas las anécdotas que ha vivido durante este mes.

En total los Paúles son alrededor de 45 personas. El nombre, cuentan, se deriva de un grito de guerra que hicieron el primer día para motivarse a continuar con la labor.

María Fernanda Pacheco, directora del Patronato San José, explica que hasta el momento se ha podido destinar 2 255 toneladas de donaciones directamente a las familias afectadas en 222 ciudades de la Costa.

A partir de la próxima semana se empezará a apoyar albergues de la iglesia y fundaciones de la sociedad civil que están en la zona. También se han diversificado las donaciones con artículos que se puedan quedar ya en estos lugares como plantas de agua y letrinas portátiles. Para esto buscan el apoyo de la empresa privada, dice Pacheco.

Otros ejes de trabajo del Patronato incluyen las brigadas de apoyo psicológico móvil en las zonas aledañas de Manta y Portoviejo.

Las Brigadas de Atención y Cuidado a la Niñez (Bacan), empezarán a funcionar desde esta semana. Se calcula que hay 120 000 niños afectados indirecta y directamente y con estas brigadas se pretende ayudar en la superación de la crisis, según Pacheco.

Este lunes 16 de mayo, a las 18:30 se invita a la ciudadanía a que asistan al parque Bicentenario con una vela para recordar a las personas fallecidas y afectadas por el terremoto. También se hará un reconocimiento a los voluntarios por su aporte.

Se pide a las personas que lleven leche de fórmula y un juguete. Estos artículos serán utilizados para homenajear a los niños en su día que se conmemora el 1 de junio. Mañana (17 de mayo de 2016) en el estadio Atahualpa también se recibirán estos productos, previo al partido entre Independiente del Valle y Los Pumas de México por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)