5 de diciembre de 2015 00:00

Voluntariado, el noveno país más grande

Publique su imagen en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram y añada el hashtag #IVD2015selfie. Foto: Cortesía ONU

Publique su imagen en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram y añada el hashtag #IVD2015selfie. Foto: Cortesía ONU

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 28
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Tendencias

Gabriela Sánchez tiene un máster en Arquitectura por la Universidad Pública de Madrid. Ella cambió la posibilidad de un trabajo estable y bien remunerado por trabajar en proyectos con impacto social. La arquitecta es una de los miles de jóvenes que se unen a organizaciones no gubernamentales o a diferentes grupos que trabajan por el desarrollo social y el cuidado ambiental.

Piera Zuccherin, coordinadora de Voluntarios de las Naciones Unidas en Ecuador, dijo -en el encuentro de voluntarios realizado el 27 de noviembre- que según el Estudio Mundial del Voluntariado, si todos los voluntarios vivieran en un mismo país, este sería el noveno más grande (ocupando el lugar de Rusia, que tiene más de 144 millones de habitantes). Esto se debe, entre otras cosas, a que actualmente los jóvenes forman el más amplio grupo poblacional que ha habido en la historia, explicó Zuccherin.

Esta acción se ha convertido para muchos en una forma de contribuir al desarrollo y de expresar su voz, pero las experiencias también suman en la balanza. Sánchez se desempeña como asistente técnico para ONU Hábitat, rama que tiene como objetivo la sostenibilidad para proporcionar vivienda adecuada. Junto al GAD de Cuenca visita barrios periféricos y vulnerables para determinar con la comunidad las necesidades y soluciones para mejorar la infraestructura pública. De esto también se derivan otros proyectos de carácter social o económico.

La joven española dice que este trabajo ha sido muy satisfactorio. Para ella, esta acción es una forma de vida que le ha permitido crecer en lo profesional y en lo personal. “En el voluntariado tienes más oportunidades para innovar, para actuar según tu propio criterio y según tus principios”, explica Sánchez, quien fue voluntaria en Senegal y también fue parte de Arquitectos Sin Fronteras.

El intercambio de conocimientos entre voluntarios, beneficiarios y autoridades es otro de los beneficios. Además, Zuccherin indicó que las personas que hacen voluntariado son más proclives a considerarse felices, se sienten más satisfechas de sus vidas y tienen una mejor percepción de su estado de salud.

En Ecuador existen más de 500 000 voluntarios y esta actividad contribuye al PIB del país por un 2 o 3%, de acuerdo al Estudio Nacional Sobre Voluntariado del 2009. El país también ha dado pasos importantes en el refuerzo de programas, pasando de recibir recursos financieros y humanos, a enviar cooperación ecuatoriana. Así lo comunicó Gabriela Rosero, secretaria técnica de Cooperación Internacional.

La mayor facilidad de transporte por medios aéreos o terrestres, los nuevos estilos de vida que ponen las experiencias por sobre lo económico y las comunicaciones que permiten conectarse fácilmente con personas de diferentes partes del mundo son factores que han contribuido a que el voluntariado se convierta en una opción de vida para los jóvenes.

Sánchez llegó a Ecuador hace 10 años. Se sorprende del paso del tiempo; se adaptó muy rápido al entorno, pero en marzo se acaba su contrato como voluntaria. Hará una aplicación para extenderlo, pues quiere dar continuidad a los planes de desarrollo comunitario que ya inició en Cuenca.

El Día Internacional del Voluntariado se celebra el 5 de diciembre de cada año, desde que fue establecido en la Asamblea General de la ONU de 1985. Esta fecha rinde homenaje a los voluntarios que con su trabajo contribuyen al desarrollo sostenible. En esta ocasión, el lema es "el mundo cambia. ¿Y tú? ¡Hazte voluntari@!".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)