22 de June de 2010 00:00

Ellos viven sus últimos días como colegiales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

En los sextos cursos con régimen Sierra, cada vez que suena el timbre de salida es un paso más hacia el final de la secundaria.

Por ejemplo, las aulas y pasillos del Colegio Consejo Provincial, en el sur de Quito, vieron crecer a Joselin Salgado, de 17 años. La joven estudió allí desde el kínder y dice que le agradece al colegio el saber más que leer y escribir.

“Ahora espero tener éxito en la universidad, ser buena profesional”, dijo ayer en el festejo que organizaron los quintos cursos para las chicas de sexto Sociales.

Hasta que tengan que despedirse definitivamente del colegio, Salgado y su amiga Alejandra Collaguazo (18) disfrutan de los últimos días juntas. El 2 de julio culminarán las clases y deberán prepararse para los exámenes de grado, el 19 de julio.

Salgado estudiará Administración Hotelera en la Escuela Politécnica del Ejército. Cuando esté ahí, señaló, nunca olvidará las buenas enseñanzas de profesores como Orlando Ponce y Miguel Romero Arce. “Los dos se destacan por su inteligencia y su forma de enseñar”.

Collaguazo recuerda el último paseo que hicieron a Tulipe, con sus compañeras y profesores. “Nos lanzamos de una cascada y lloramos al pensar que ya nos toca despedirnos”.

Otra anécdota es la de Carla Macas (17), de Físico Matemático. “Hace mucho tiempo se me quedó el zapato en el lodo. No pude salir de ahí”, sonríe. Ella estudiará Arquitectura en la Universidad Central.

En una cartelera de ese plantel, se destaca la invitación al baile de fin de año en el Colegio Mejía. Uno de los organizadores es Alejandro Cevallos (18), de Químico Biólogo. “Queremos retomar una tradición que se había perdido hace 15 años. Tendremos una fiesta a la altura”, señala.

El baile será de gala en el Teleférico, así que los estudiantes deberán asistir de terno y las chicas con vestido formal, el 9 de julio. Este será el último baile de Cevallos como colegial. Después se pondrá al día con la Biología para dar las pruebas de ingreso en la Universidad Central.

Jonathan Uzhca (17) también está en el Mejía. El domingo a las 22:00 llegó del viaje de fin de curso, junto con 20 compañeros. Además de comer rico, este joven cuenta que disfrutó los últimos días con sus amigos.

Después de que rinda los exámenes de grado, el 29 de junio, Uzhca dice que entrará a un curso para ser piloto, su sueño desde niño. “Por una parte es emocionante acabar el colegio, por otra me da pena. He estado aquí seis años. Este plantel me ha dado infinidad de cosas”, señala.

En la mayoría de planteles fiscales se rendirán las pruebas de grado hasta julio. Ayer, un grupo de estudiantes del Colegio 5 de Junio se enteró de que tienen cuatro semanas para prepararse. Esperan salir bien en los exámenes para estudiar Ingeniería Financiera (Jorge Rodríguez) y Gastronomía (Wiliam Centeno). Mientras tanto, Diego Izurieta (18) ha decidido que se dará un año sabático para elegir la profesión universitaria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)