28 de septiembre de 2014 12:24

Los Vivancos se presentan hoy en Bangkok; siguente parada, Ecuador

Los Vivancos presentan esta noche en Bangkok "Aeternum", un espectáculo de baile, música, luces y acrobacias que mezcla en los escenarios lo efímero en la tierra del ser humano y la eternidad del arte. Foto: EFE

Los Vivancos presentan esta noche en Bangkok "Aeternum", un espectáculo de baile, música, luces y acrobacias que mezcla en los escenarios lo efímero en la tierra del ser humano y la eternidad del arte. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 13
Contento 0
EFE
Bangkok

La compañía de danza Los Vivancos presenta esta noche en Bangkok "Aeternum", un espectáculo de baile, música, luces y acrobacias que mezcla en los escenarios lo efímero en la tierra del ser humano y la eternidad del arte.


"El público es diferente según el país. Pero, al final, hay un mensaje que lanza nuestro trabajo: nada es imposible, los sueños se hacen realidad. Esa es nuestra filosofía, da igual la cultura que tengas o de donde seas, todos los seres humanos compartimos esa ilusión", dijo Elías Vivancos, el mayor de los miembros de la compañía.

El grupo, fundado en 2007 por siete de los hermanos Vivanco (Elías, Judah, Josua, Cristo, Israel, Aarón y Josué), actúa por primera vez en el Sudeste Asiático tras llegar a casi todos los rincones del mundo con su obra.

"Vivancos es una herencia que corre por las venas, lo que presentamos en los escenario es nuestra vida", señala Elías al remarcar la formación artística que todos sus hermanos mamaron desde pequeños como legado paterno.

"Aeternum" es su segunda producción de lo que ellos denominan "Extreme Flamenco Fusión", en la que se combinan el baile flamenco con el ballet clásico, la danza contemporánea, el break-dance, las artes marciales y las acrobacias circenses, entre otras disciplinas.

"La gente ha entendido lo que queremos hacer. Nunca nos hemos presentado como flamenco puro o ballet. En el arte hay que ser honesto, sincero, presentarte desnudo. Hacer lo que somos", apunta el mayor de Los Vivancos.
La idea de que el hombre tiene un "tiempo limitado en la tierra", pero que a través del arte puede "rozar lo eterno" es el producto del lienzo pintado sobre el escenario por los cuerpos esculpidos de los bailarines en un trabajo que junta "virtuosismo, espectacularidad y dosis de adrenalina".

"Hablamos de lo eterno y al mismo tiempo de hacer una cosa efímera. La escultura permanece, el cine y los cuadros también. La danza es una cosa que existe sólo en el momento", señala el artista.

Para aguantar las maratonianas giras en las que viajan de un día para otro a la otra punta del mundo, los hermanos bailarines realizan una concienzuda preparación para soportar el ritmo "tan bestia" que se imponen ellos mismos.

"Nada más terminar de bailar (en Bangkok) nos montamos en el avión (con destino a Ecuador). Ni siquiera pasamos la noche aquí (...) Cada uno intentamos encontrar nuestro momento para salir del escenario. De esa locura. Esa vorágine", menciona Elías.

No obstante, Los Vivancos confiesan que tienen una espina clavada, ya que el pasado diciembre por "problemas de agenda" no pudieron aceptar una oferta para actuar en Broadway, la "meca" de los bailarines.

La próxima primavera, la compañía tiene previsto presentar en Barcelona su tercera creación, "Born to Dance" (nacidos para bailar), en la que mantendrán el formato de "Aeternum" con una nueva "vuelta de tuerca" para mezclar grandes clásicos como Bach o Paganini con ritmos del flamenco y rock y un pincelada de humor.

"Aeternum es una obra muy pasional, muy intensa. Habla de la inmortalidad, del bien y el mal. Esta nueva obra es una oda a la vida. Nacidos para bailar. Vive para disfrutar", sentencia el bailarín.

El 2 de octubre, Los Vivancos actuarán en el Teatro Nacional de Quito, para posteriormente viajar a Alemania, donde tienen previstas siete actuaciones en cinco ciudades diferentes del 12 al 19 de octubre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)