21 de julio de 2015 08:47

El uso de antirretrovirales para prevenir el VIH aún no es una práctica común

Un tratamiento antirretroviral tomado correctamente reduce el riesgo de infección por VIH. Foto: Archivo

Un tratamiento antirretroviral tomado correctamente reduce el riesgo de infección por VIH. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3

El tratamiento preventivo contra el virus del sida (VIH) para personas no infectadas, pero con potencial de riesgo, sigue siendo poco recetado pese a los buenos resultados de los ensayos clínicos, se lamentan científicos en la conferencia sobre el sida en Vancouver.

La práctica de la prevención medicamentosa, a menudo llamada profilaxis pre-exposición (PrEP), consiste para una persona sana que mantiene relaciones con una pareja portadora del virus en tomar regularmente antirretrovirales para evitar contraer el VIH.

Para los científicos, esta práctica preventiva es eficaz y tiene efectos secundarios menores. "La profilaxis pre-exposición cambia" muchas cosas, consideró el lunes 20 de julio el investigador estadounidense Chris Beyrer, copresidente de la 8a conferencia sobre la patogénesis del VIH que se lleva a cabo hasta el miércoles 22 de julio en Vancouver, oeste de Canadá.

"Los datos son tajantes; esto funciona cuando (el tratamiento) se toma", añadió. Los científicos presentaron los resultados sobre la PrEP basados en varios pequeños estudios llevados a cabo en Brasil, Estados Unidos y Botsuana entre personas con una fuerte probabilidad de ser infectadas por el VIH, sobre todo producto de sus prácticas sexuales.

Aunque esta investigación demostró que un tratamiento antirretroviral tomado correctamente reducía el riesgo de infección por VIH y era bien tolerado, los científicos lamentaron que la PrEP no fuera una práctica extendida, manteniéndose como una decisión personal entre personas con alto riesgo de contagio.

También es cierto que esta terapia es bastante reciente. Apenas en 2012, la Agencia estadounidense para el control de los medicamentos FDA avaló el truvada, una mezcla de antirretrovirales entre los cuales el tenofovir, para los adultos con alto riesgo.

Estudios concluyentes

Un estudio realizado entre 557 hombres homosexuales y transgéneros demostró que casi todos siguieron el tratamiento preventivo mientras que en dos participantes -que finalmente contrajeron el virus del sida-, los restos de medicamentos en el cuerpo eran mínimos, subrayó Albert Liu de la administración de la salud de San Francisco.

"Nuestros resultados respaldan fuertemente la instensificación de la PrEP, y los medicamentos parecen ser muy bien tolerados", indicó Liu en conferencia de prensa.

En Brasil, el estudio realizado con 509 hombres en los últimos dos años muestra que la PrEP es bien aceptada entre los participantes, "aunque se necesita una mayor pedagogía", según Beatriz Grinsztejn del Instituto Pesquisa Clinica Evandro Chagas de Rio de Janeiro.

Estos resultados, que todavía deben ser finalizados antes de ser publicados, ayudarán al Gobierno brasileño a decidir si incluye o no el tratamiento preventivo con antirretrovirales en la salud pública.

Efectos secundarios como náuseas y una pérdida de peso fueron observados en un estudio realizado con 200 jóvenes en 12 ciudades estadounidenses, anotó Sybil Hosek, del Stroger Hospital del condado de Cook (Illinois, centro-norte).

No fue relevada ninguna transmisión del VIH en las 229 personas heterosexuales seguidas en el marco del estudio en Botsuana, con altos riesgos observados en sus prácticas sexuales, con varias parejas, o con usuarios de materiales inyectables de droga poco seguros, según Faith Henderson de los centros estadounidenses de prevención y control de las enfermedades.

Pero la prevención medicamentosa afronta dos obstáculos: el costo -que la vuelve de difícil acceso en países con escasa protección social- y la seriedad con que se toma el tratamiento. "La PrEP no sólo es una ganancia individual, sino que debe ser entendida en términos de salud pública", opinó el científico peruano Carlos Cáceres.

Al evitar la infección de una persona que podría infectar a otra, al final se podrían evitar varias infecciones". "Nuestra respuesta mundial al VIH no será duradera si la cantidad de infecciones no baja de forma significativa", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)