El vidrio impreso en digital decora 
casas y oficinas

Uno de los espacios donde se puede aplicar el vidrio con impresión digital es la pérgola. Foto: Glenda Giacometti/EL COMERCIO

Uno de los espacios donde se puede aplicar el vidrio con impresión digital es la pérgola. Foto: Glenda Giacometti/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 42
Dalia Montalvo. Redactora (i)
dmontalvo@elcomercio.com

Un vidrio que se parezca totalmente al mármol o al acrílico y que tenga cualquier diseño ya no es ficción. Con una impresora digital se realiza este trabajo, que es una de las tendencias a escala mundial.

Según Jorge Luis Jaramillo, gerente de Fairis, la tecnología de la impresión digital sobre vidrio combina la versatilidad de la impresión con la durabilidad de las tintas cerámicas, imprimiendo directamente sobre el vidrio, tanto piezas pequeñas para aplicaciones en interiores como grandes superficies para fachadas exteriores.


“Si bien el vidrio no es irrompible, al ser templado su durabilidad está garantizada; la pintura se funde a 650 °C, por lo que es eterna. Nuestra materia prima es cinco veces más resistente porque trabajamos sobre vidrios de seguridad”, añade Jaramillo.


La empresa ambateña tiene desde hace un año y medio esta tecnología. Arquitectos y diseñadores por todo el mundo están siguiendo la tendencia de usar el vidrio como el material preferido en proyectos de construcción debido a sus beneficios ambientales y a las opciones de diseño.
Lenín Enríquez es uno de ellos.

El arquitecto colombiano aplicó en una restauración de una casa ambateña la impresión digital en vidrio. “Las cortinas de baño quedaron perfectas. Una de las ventajas de este producto es que el vidrio sale cortado desde la fábrica, por lo que no necesitamos hacerle más ajustes; lo colocamos y ya está.

Es funcional y estético”.
Según Jaramillo, una de las aplicaciones que mejor salida tiene en el mercado local es la utilización del vidrio impreso en mesones de cocina y muebles de baños.

Sin embargo, actualmente se comercializa el producto para pérgolas.
 Nicolás Serpéntegui, diseñador gráfico, explica que otra de las fortalezas de esta nueva técnica es que se pueden trabajar desde elementos sencillos hasta diseños complicados, obteniendo soluciones únicas para la construcción.


“La tecnología actual nos ofrece una gran variedad de soportes donde aplicar diseños e imágenes. Podemos, por ejemplo, cubrir paredes y elementos divisorios de espacios”.


Anteriormente, añade Jaramillo, estas soluciones eran prohibidas por los métodos tradicionales de procesamiento del vidrio; hoy la única limitación es la imaginación


En cuanto a los precios, Jaramillo comenta que el m² de vidrio impreso puede costar entre USD 50 y USD 80. Todo depende del tamaño y de las unidades por imprimir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (1)