4 de septiembre de 2014 18:18

Joan Rivers: una vida de comedia y crítica que llegó a su fin

Joan Rivers junto a su hija Melissa Rivers en la gala previa a los premios Grammy 2013. Foto: AFP/ Robyn Beck.

Joan Rivers junto a su hija Melissa Rivers en la gala previa a los premios Grammy 2013. Foto: AFP/ Robyn Beck.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 16
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción elcomercio.com

Joan Alexandra Molinsky, más conocida por su seudónimo Joan Rivers, fue una de las estrellas más conocidas de la televisión estadounidense. Además fue una empresaria que se desarrolló en el mundo de la moda y autora de varias publicaciones. Su último Best Seller del New York Times fue 'Joan Rivers, Diario de una diva loca'.

Considerada una cómica irreverente, Rivers se encontró varias veces en medio de polémicas por sus comentarios emitidos en televisión. En la última se refirió al presidente Barack Obama y a su esposa Michelle cuando le preguntaron si creía que Estados Unidos debería tener un presidente homosexual y ella contestó que ya lo tiene. Rivers se refirio a la esposa de Obama como un 'travesti' y fue obligada a disculparse por sus declaraciones, afirmando que habían sido mal entendidas.

Nacida el 8 de junio de 1933 en Brooklyn fue adoptó el sentido del humor de su padre, el médico Meyer C. Molinsky. Joan Rivers estudió actuación en el Barnard College. Al graduarse dejó su sueño de actuar temporalmente y se decidió por una carrera más práctica. Empezó a trabajar en una cadena de tiendas. Allí conoció a su primer esposo James Sanger en 1955, con quien mantuvo una relación por seis semanas.

Posteriormente Rivers volvió al mundo de la actuación y apareció en obras pequeñas en Nueva York. Al poco tiempo, se dio cuenta de que la actuación no era su fuerte y decidió dedicarse a la comedia. Durante los siete años siguientes subió al escenario de varios clubs de comedia de la 'Gran Manzana'.

Para 1965 Rivers contaba con la experiencia suficiente y decidió buscar algo más grande. En ese año firmó contrato con la cadena NBC y pasó a ser parte de 'The Tonight Show Starring Johnny Carson'. Con un éxito instantáneo en la pantalla pequeña la carrera de Rivers se impulsó.

En 1968 la comediante tuvo su propio programa 'That Show with Joan Rivers' también conocido como el show de Joan Rivers. No dejó de aparecer en el programa de Carson y también participó en el show de Ed Sullivan. Así, su nombre se fue dando a conocer en el escenario de la comedia por televisión de los Estados Unidos.

En ese mismo año decidió probar su talento en el cine y obtuvo una pequeña parte en la película 'The Swimmer' con Burt Lancaster. Asimismo, en 1973 fue co-escritora de un filme para televisión llamado 'The Girl Most Likely To' y en 1978 dirigió su primer largometraje 'Rabit Test' con Billy Crystal como actor principal.

Diez años más tarde Rivers, que se encontraba en Las Vegas, ya tenía una comedia nominada a un Grammy y dos 'best sellers'. La cadena Fox le ofreció su propio 'talk show' que estaba pensado como una competencia para el programa de Carson. Ella aceptó y así salió el programa 'The Late Show with Joan Rivers' en octubre de 1986, mismo que fue cancelado un año más tarde.

Por otra parte, Rivers enfrentó varias trabas profesionales y personales. En 1987 la industria del entretenimiento parecía no estar más interesada en ella y, además, debía lidiar con el suicidio de su segundo esposo Edgar Rosenberg, padre de su única hija Melissa Rivers.

Dejó Las Vegas y regresó a Nueva York con el propósito de volver a construir su vida. En 1989 lanzó su propio programa con el que ganó un Emmy y para 1990 ya tuvo su estrella en el camino de la fama de Hollywood. En 1994 se presentó ante las cámaras con 'Sally Marr y sus escoltas' lo cual le valió una nominación a un premio Tony como mejor actriz.

Sus habilidades para comentar y sus conocimientos en moda la llevaron al programa de E! Live from the red carpet entre 1996 y 2004. Desde septiembre de 2010 Rivers condujo semanalmente el programa 'Fashion Police' en el que junto a otros conductores, como la periodista y presentadora de E! Giuliana Rancic, criticaban la vestimenta usada por las celebridades en eventos públicos.

Rivers- que se caracterizaba por tener la voz ronca- ingresó a una clínica del barrio Upper East Side en Nueva York para una cirugía de cuerdas vocales durante la cual dejó de respirar. Fue trasladada al hospital Mount Sinai y allí lograron estabilizarla.

Falleció el 4 de septiembre luego de complicaciones en su salud que incluyeron un paro cardíaco. Su hija Melissa Rivers lamentó el suceso en un comunicado de prensa en el que aseguró que su madre se había 'ido en paz' rodeada de su familia y sus amigos más íntimos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)