27 de agosto de 2016 12:47

El vestuarista de Belinda y Belanova presentó sus diseños en Quito

En el Quorum del centro comercial Paseo San Francisco se efectuó la tercera edición del Runway, con diseños del mexicano Jonathan  Morales. Foto. Julio Estrella/ EL COMERCIO

En el Quorum del centro comercial Paseo San Francisco se efectuó la tercera edición del Runway, con diseños del mexicano Jonathan Morales. Foto. Julio Estrella/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Ana Cristina Alvarado
(I)

Los diseños del mexicano Jonathan Morales cerraron la primera jornada de la tercera edición de Runway. Junto a la marca que dirige, llamada No Name Studio, presentó la colección Fake Tokyo la noche del viernes 26 de agosto del 2016 en el Quorum del Paseo San Francisco, en Cumbayá en el nororiente de Quito.

Las referencias al cómic en sublimados, los caracteres japoneses y una estética atrevida y un tanto futurista revelaron la influencia de la cultura japonesa en esta producción. Las piezas, altamente llamativas, incluyen ‘crop tops’, buzos con mangas extra largas y ‘bomber jackets’.

El diseñador mexicano Jonathan Morales expuso algunas de sus creaciones en el Runway del Paseo San Francisco, en Quito. Foto. Julio Estrella/ EL COMERCIO

El diseñador mexicano Jonathan Morales expuso algunas de sus creaciones en el Runway del Paseo San Francisco, en Quito. Foto. Julio Estrella/ EL COMERCIO

Los metalizados estuvieron presentes en botas sobre la rodilla y trajes de chaqueta y pantalón. En esta colección también hay un juego de volúmenes, flecos y vuelos en vestidos y pantalones.

Faldas, ‘crop tops’ y shorts extra pequeños también fueron lucidos por modelos hombres, pues Morales apuesta por una moda sin género. “A excepción de los vestidos (que tienen cortes ceñidos a la figura femenina), la mayoría de las piezas son tanto para hombres como para mujeres”, dijo Jesús Alberto Zurita Moreno, el director comercial de No Name Studio.

A lo largo de su carrera, Morales ha colaborado con artistas en el desarrollo de proyectos de imagen y estilismo. Entre sus clientes están Belanova, Belinda y Ariadne Grant, editora de la revista Marie Claire Latinoamérica.

Alcatraz, una marca ecuatoriana de diseño de ropa de baño fue encargada de abrir esta cita de la moda. Esta firma presentó una colección para hombres y mujeres en tonos pasteles y metalizados. Trajes de baño enterizos con mangas, ‘panties’ hasta la cintura, ‘cover ups’ tipo chaleco, tops con los hombros descubiertos y el uso de flecos resaltaron en esta propuesta.

El Runway también contó con la participación de la diseñadora guayaquileña Melissa Klein y de un grupo de estudiantes de la escuela de diseño de modas Dismod.

Estudiantes de Dismod participaron en la tercera edición del Runway de Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Estudiantes de Dismod participaron en la tercera edición del Runway de Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Melissa Klein presentó una colección de verano

La modista guayaquileña, con 10 años de experiencia en el mercado de la ropa de baño, presentó una colección de verano. Su propuesta fue fusionar el diseño textil con el diseño de modas.

La guayaquileña Melissa Klein fue otra de las participantes que expuso sus creaciones en el Runway del Paseo San Francisco, en Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

La guayaquileña Melissa Klein fue otra de las participantes que expuso sus creaciones en el Runway del Paseo San Francisco, en Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Junto a la textilera chileno-ecuatoriana Vectora Textiles trabajó en la elaboración de ropa veraniega. El enfoque de la diseñadora fue exponer la riqueza de las telas diseñadas y sublimadas en exclusiva para la colección presentada la noche del viernes.

Los patrones geométricos y militares se mantuvieron en una paleta de amarillos, violetas y turquesas. La inspiración en la década de los 60 marcó el corte de vestidos en A, 'halter tops', pantalones holgados con bastas ligeramente anchas y blusas con los hombros descubiertos. Las telas elásticas de los trajes de baño, enterizos y de dos piezas, fueron equilibradas con telas líquidas como los chifones, usados en 'cover ups', blusas y chalecos largos.

Cinco estudiantes de Dismod exhibieron sus creaciones

La escuela de diseño de modas quiteña seleccionó los diseños de cinco estudiantes: Raquel Albornoz, Pamela Galarza, Morelia Moposita, Jimmy Egas y Jimmy Gómez.

Albornoz presentó ropa femenina de noche. Chalecos con una sisa profunda que dejaba a la vista los tops o faldas maxi con aperturas a lo largo de las piernas que dejaban ver minifaldas, fueron parte del concepto principal de esta pequeña colección.

Los diseños de estudiantes de Dismod fueron parte de la pasarela del Runway, en Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Los diseños de estudiantes de Dismod fueron parte de la pasarela del Runway, en Quito. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Moposita también puso una escena una línea de vestidos de noche. El corte sirena y los colores como el anaranjado y el turquesa sobresalieron.

Galarza, en cambio, presentó ropa para hombres. Las chaquetas ‘oversized’ y las capuchas fueron equilibrados con pantalones pitillo. Egas, por su parte, agregó cola a los buzos ‘oversized’. Además, vistió a sus modelos con pantalones de cuero, escotes profundos y capuchas tipo chal.

Gómez mostró prendas muy originales como una falda plástica, piezas con acabados metalizados y prendas de gran volumen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)