7 de julio de 2017 00:00

La vestimenta de los cañaris se presentó en un desfile

25 estudiantes de la UNAE investigaron sobre las diferentes que tienen los atuendos indígenas de la provincia de Cañar.

25 estudiantes de la UNAE investigaron sobre las diferentes que tienen los atuendos indígenas de la provincia de Cañar. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Lineida Castillo
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

La vestimenta de los pueblos indígenas de Cañar es motivo de orgullo de sus habitantes. Las prendas de cada comunidad tienen sus particularidades que les diferencia del resto ya sea por el tipo de lana, colores, diseños y bordados.

Esa diversidad mostró la Universidad Nacional de Educación en el Desfile Intercultural Cañari, que se realizó por el Inti Raymi, en el Complejo Arqueológico de Ingapirca. Participaron los estudiantes luciendo el atuendo típico de 25 comunidades y accesorios elaborados por artesanos locales.

En el desfile se explicó quela mujer de Cuchucún -por vivir en una zona muy fría- siempre estuvo más arropada con relación a las de otras comunidades. Viste dos polleras de paño gruesas de colores intensos como el rojo o fucsia y en los filos lleva bordados de flores, al igual que en los puños y en el cuello de la camisa blanca.

Como complemento luce una faja ancha de lana en la cintura, las candongas (aretes) de plata y el tupo con el diseño del sol que sujeta la huallcarina (paño). La universitaria Patricia Guartambel, de 19 años, investigó que en las antiguas familias cañaris estos accesorios eran símbolo de la riqueza económica y productiva.

En cambio, Fernando Peralta estudió a la comunidad de Quilloac. Del atuendo de los hombres se destacan las alpargatas de cuero café y de la mujer una pollera con bordados sencillos.

La parroquia azogueña de General Morales estuvo representada por Belén Pineda y Lenín Naranjo, ambos de 20 años. Ella vistió una pollera de lana no tan abrigada y un sombrero de lana de borrego sin apliques. Naranjo usó un poncho tomate con rayas.

La mayoría de comunidades y parroquias prestaron su vestimenta típica a los universitarios para el desfile y en otros casos lo hicieron los musos de los cantones. Para María Rosa Aguirre, directora del Ministerio de Turismo en Cañar, el objetivo fue generar espacios de interculturalidad.

Los colores y la manera de llevar los atuendos también distinguen a cada pueblo y con ello transmiten su identidad y cultura, dijo la estudiante Mishell Ordóñez. En el desfile, ella y Álex Merizalde representaron a la comunidad de Pacay (zona cálida de Cañar).

Ordóñez utilizó una pollera plisada y un chal de lana y él un pantalón corto y una camisa de manga larga. Ambos estuvieron descalzos y llevaron un sombrero negro de paño. En cada pieza hay técnica y tradición transmitida entre generaciones, dijo Merizalde.

Existen prendas que han perdurado en el tiempo y que identifican a los cañaris como el del hombre que vive o trabaja en las zonas más altas, donde el frío es intenso. Por lo general, utilizan ponchos gruesos de lana rayados y sombrero blanco con cintas largas.

La mujer viste dos polleras. La primera, que va por encima, es recogida hasta la cintura formando una suerte de bolsa (miklla en kichwa). Sirve para guardar las semillas que se emplean durante la siembra.

Los colores de la pollera representan la riqueza y diversidad cultural, dijo la estudiante Gabriela Pizza, quien representó a la comunidad de Sisid. En ese poblado, las indígenas visten una huallcarina negra con un bordado de la chacana o cruz andina, alpargatas y el sombrero blanco que representa la espiritualidad.

En la segunda parte del desfile participaron los tejedores de Cañar que han creado una diversidad de diseños de sombreros en paja toquilla carteras, bolsos y colares… Por ejemplo, la Asociación de Paja Toquilla de Biblián participó con 20 sombreros tejidos a manos o con croché. Según la artesana Zoila Chimborazo, este desfile les permitió mostrar sus productos como los sombreros de copa alta y collares, que llamaron la atención de los asistentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)