13 de marzo de 2015 16:02

La venganza sexual es una forma de violencia psicológica

Las consecuencias psicológicas de la porno venganza se asemejan a las del bullying, según expertos. Foto: Pixabay

Las consecuencias psicológicas de la porno venganza se asemejan a las del bullying, según expertos. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Isabel Alarcón

La porno venganza o venganza sexual es la práctica de publicar fotos o videos de una persona sin su consentimiento. Este comportamiento se ha vuelto habitual en las redes sociales, es por eso que recientemente Twitter anunció la prohibición de éstas publicaciones en la plataforma.

Las parejas que enfrentan un rompimiento son las más vulnerables a recurrir a este mecanismo, explica el psicólogo Francisco Le Bert, quien tiene un consultorio en Quito.

Camila y José fueron novios por cinco años, por infidelidades de ambos en el último año, la relación llegó a su fin. Aunque él continuaba insistiendo en que volvieran a estar juntos, después de cinco meses, la joven de 25 años empezó a salir con otra persona.

Cuando José se enteró, subió las fotos que tenía de Camila desnuda a las redes sociales. Ya ha pasado un año, pero hasta el momento no puede superar lo sucedido.

Las consecuencias psicológicas de la porno venganza se asemejan a las del bullying, explica la psicóloga Paulina Barahona, ya que es una forma de acoso y de violencia psicológica.

El agresor busca, al exponer las imágenes en las redes, demostrar a los demás que él tiene el poder y el control de la situación. Su motivación es hacer sentir a la otra persona como inferior, lo que conlleva a que el agredido incluso experimente un sentimiento de culpa.

La víctima empieza a cuestionar su capacidad de elección, de defensa y la exposición de sus fotos en redes generará una “afectación social enorme” ya que no podrá confiar nuevamente en otra pareja, explica Barahona.

La porno venganza también puede implicar a una tercera persona, como en el caso de Mariela. Después de tres meses de haber terminado con su novio, retomaron el contacto aunque él ya estaba con otra persona. Ella continuaba enviándole fotografías desnuda y el las guardaba en su computadora.

La nueva pareja de su novia descubrió las imágenes, y como venganza, las publicó en Internet. Después de hacer la denuncia en cada una de las páginas, el contenido fue retirado pero las imágenes “todavía son recordadas por todos”.

Según Le Bert, la web permite que el contenido se difunda “en cuestión de segundos” por lo que es una herramienta que pueda causar un daño irreparable que necesitará de una terapia psicológica para asimilar el hecho.

Barahona afirma que la explicación de este comportamiento se relaciona con un enojo muy grande. Además, es importante tomar en cuenta la historia personal del agresor porque estas actitudes se vinculan con personas que han estado expuestas a situaciones de violencia en el pasado.

Es difícil detectar si una persona puede ser víctima de la venganza sexual, o ser quién la imparta, pero comportamientos violentos y degradantes durante la relación son algunos indicadores.

Si es víctima de la porno venganza es necesario que denuncie a través de las herramientas que le provee la red social en la que fue publicado. Si no cuentan con esta sección, debe contactar con el administrador de la página.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)