3 de agosto de 2016 00:00

El vegetarianismo funciona con guía

Los niños puedes disfrutar de una dieta a base de vegetales bajo supervisión médica; se recomienda la ingesta de suplementos

Los niños puedes disfrutar de una dieta a base de vegetales bajo supervisión médica; se recomienda la ingesta de suplementos. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Paola Gavilanes
Redactora (I)

Más de una persona quedó sorprendida con la noticia de que el hombre más fuerte de Alemania es vegetariano. Se trata de Patrik Baboumian, de 37 años.

De allí, precisamente, surgieron preguntas sobre cómo seguir una dieta vegetariana y, en especial, si esta es apta para los más pequeños del hogar.

De acuerdo con la nutrióloga Michelle Alvear, un niño puede iniciarse en ese mundo solo si sus padres cuentan con la asesoría de un especialista. Esa guía evitará que el menor sea presa de enfermedades como la anemia, la desnutrición o de daños en el sistema nervioso.

La dieta vegetariana se caracteriza por excluir la carne de origen animal, rica en proteína, macronutriente vital para el correcto funcionamiento del organismo. Esta tiene como funciones regenerar músculos y tejidos, transportar oxígeno, entre otros. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud el consumo diario de estas biomoléculas oscila entre los 2,5 gramos y 1,35 gramos por cada kilogramo de peso para niños de entre 6 meses y 12 años.

¿Cómo se obtiene ese requerimiento siguiendo esta dieta? Fusionando cereales con leguminosas, como, por ejemplo, la quinua y el fréjol. Seleccionar productos vegetales con gran contenido de proteína es fundamental, ya que su ausencia disminuye la capacidad física y anímica, afecta el sistema inmunológico y acelera el proceso de envejecimiento en el cuerpo. Y de acuerdo con un estudio de la University of Allahabad (India) la deficiencia crónica causaría demoras en el desarrollo del cerebro del niño.

Con la adecuada selección de productos y suplementos también se puede conseguir la dosis necesaria de minerales como el selenio, magnesio, fósforo, hierro y vitamina B12. La deficiencia de esta vitamina, advierte la especialista, provoca la pérdida del apetito, debilidad, depresión. “Hay ciertas algas que contienen esa vitamina, pero requieren de una preparación especial para obtenerla”, añade la nutricionista Karla Rodríguez.

La nutricionista es la encargada de elaborar una dieta rica en proteína, carbohidratos, grasas buenas, minerales y vitaminas; y de establecer las porciones adecuadas para asegurar el bienestar del pequeño.

Una dieta improvisada podría, incluso, conducir a su hijo a un hospital, tal como sucedió con la niña italiana Chiara, de tres años, a finales de junio del 2016. Los médicos aún determinan si la prolongada carencia de vitamina B12, producto de una dieta vegetariana, provocó daños neurológicos irreversibles.

La tendencia de algunos vegetarianos, según Rodríguez, es la de suplir la proteína con más carbohidratos, lo que los lleva a excederse en su peso e incluso a sufrir sobrepeso.

El éxito para mantener esta dieta consiste en seleccionar productos altos en proteína como el chocho, fréjol, espinaca, espárragos, lechuga y combinarlos con carbohidratos como el arroz y pasta integral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)