27 de abril de 2016 16:12

El Vaticano recupera la Galería de los Mapas, una de las joyas de sus Museos

Un hombre visita la restaurada Galería de los Mapas en los Museos del Vaticano durante su reapertura hoy 27 de abril de 2016

Un hombre visita la restaurada Galería de los Mapas en los Museos del Vaticano durante su reapertura hoy 27 de abril de 2016. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El Vaticano ha recuperado su Galería de los Mapas, una de las joyas de sus Museos que se muestra ahora en todo su esplendor tras un proceso de restauración "largo y complejo" que ha reparado su frágil estado de conservación.

El director de los Museos, Antonio Paolucci, presentó en una rueda de prensa la renovada galería, este 27 de abril del 2016, que ha permanecido entre andamios durante los últimos cuatros años, desde que el 17 de septiembre de 2012 diera inicio su restauración.

Fue entonces cuando comenzó un proceso de rehabilitación "largo y complejo", por la fragilidad del espacio, que ha supuesto una inversión de cerca de dos millones de euros, procedentes de diversos benefactores estadounidenses, explicó.

Paolucci señaló que las obras han involucrado a una veintena de expertos restauradores, entre ellos "un batallón de mujeres".
Por su parte el jefe del equipo que ha llevado a cabo las labores, Francesco Prantera, explicó las fases del proceso, del que se dijo muy satisfecho tras comprobar su resultado.

La última vez que se reparó este pasillo fue hace 150 años, y en todo este tiempo, sobre todo "por el elevado número de personas que lo recorren cada día", la galería "presentaba distintas formas de deterioro", especialmente el despegue de los frescos, algunos de ellos ante un serio "peligro de caída".

Además, las superficies pintadas estaban amarillentas por el empleo en el pasado de aglutinante animal, y la película pictórica presentaba defectos de adhesión y de cohesión, así como manchas, abrasiones, arañazos y acumulaciones de polvo.

Para atajar esta situación se emprendió estas labores, que comenzaron con una fase de documentación que permitió la recopilación de datos, que serán "un material documental muy preciado para el futuro".

Esto ha arrojado a la luz diversos detalles hasta ahora ocultos, como fechas y nombres dibujados en forma de pequeñas olas marinas.

Acto seguido se procedió a la corrección cromática de las obras mediante el empleo, entre otros recursos, de resina acrílica, dando lustre al característico verde de la tierra y al azul de los mares representados.

El experto explicó que los "frágiles" pigmentos fueron consolidados con un innovador material: un polisacárido producido por el Laboratorio interno de Diagnósticos de los Museos Vaticanos y logrado a partir del alga 'Funori', proveniente de Japón.

Posteriormente se pasó a la etapa de proteger los pigmentos corregidos, y para ello se recurrió al ciclodecano, un hidrocarburo alifático que por sus características hace las veces de película protectora.

De este modo, la célebre Galería de los Mapas del Vaticano recobró el impresionante color que la caracteriza y que sorprende al visitante en su tránsito desde los Museos hasta la célebre Capilla Sixtina.

La Galería de los Mapas es un pasillo de 120 metros de longitud y seis de anchura en cuyos muros están dibujados cuarenta mapas de las distintas regiones y comarcas de Italia, así como sus cuatro puertos principales: Civitavecchia, Génova, Ancona y Venecia.

Fue mandada construir por Gregorio XIII, cuyo ministerio petrino transcurrió entre los años 1572 y 1585, y las obras fueron dirigidas por el matemático, cartógrafo y amigo del papa Egnazio Danti, que se afanó en su realización entre 1581 y 1583.

En su techo, en forma de bóveda de cañón, están representados en un barroco "horror vacui" los principales santos de cada región italiana y sus respectivos milagros.

Entre los mapas presentes están los de la isla de Córcega, que pasó a Francia tras la Revolución de 1789, y Aviñón, propiedad de los papas hasta finales del siglo XVIII, cuando pasó a formar parte del Estado francés.

La Galería de los Mapas sorprende al visitante también por su disposición, ya que discurre de norte a sur, desde la septentrional Lombardía o Piamonte, hasta la meridional Apulia o Calabria.
La idea, expresada por el propio Danti, es que el que pasase por este pasillo lo hiciera "como si estuviera paseando por los Apeninos, espina dorsal de la península itálica", tal y como relato el director de los Museos.

De este modo en una pared están representadas las regiones y comarcas de la vertiente del mar Tirreno, con sus colinas, ríos y bosques, y en la otra, las que se asoman al Adriático.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)