20 de enero de 2016 16:13

Urbanimal aclara por qué eutanasió a dos perros del parque La Carolina

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Diego Puente
Redactor (I)

El director de Urbanimal, Fernando Arroyo, fue claro al precisar que la entidad que dirige “no sale a cazar perros y a matarlos”. Él informó, la tarde del martes 19 de enero de 2016, los pormenores de lo ocurrido con dos perros eutanasiados, que vivían en el parque La Carolina, en el norte de Quito.

El pasado lunes 18 de enero de 2016, las redes sociales fueron el medio a través del cual centenares de personas se refirieron al tema de la muertes de los caninos. Algunos comentarios ácidos fueron emitidos contra Urbanimal. También hubo un grupo que destacó las acciones de la entidad.

Según Arroyo, Urbanimal hizo una inspección en el parque tras un pedido del Administrador. Ahí se identificó a tres perros que estaban cerca del sitio de la laguna artificial. Los tres canes fueron apartados para evaluaciones.

Las pruebas determinaron –dijo Arroyo- que dos estaban “bastante avanzados en edad” y tenían problemas crónicos de salud. Por eso se decidió eutanasiarlos. El funcionario negó que se haya atentado contra animales sanos, tal como se dijo en redes sociales.

Para grupos animalistas, la acción fue un atentado contra los derechos animales. Alejandra Reyes, de la organización Loki, señaló que están a la espera de informes médicos sobre las pruebas realizadas a los perros, antes de tomar la decisión.

“Criterio de toda la gente que los cuidaba era que los perritos estaban sanos; no eran un peligro para nadie. No entendemos por qué se les aplicó la eutanasia”. Urbanimal señala que tiene los documentos y que los presentaría este miércoles 20 de enero en una reunión con la persona que estaba al cuidado de los perros de La Carolina, pero, según Arroyo, se excusó de asistir a la cita.

La Municipalidad envió un comunicado de prensa en el que se destaca que el tercer can se encuentra en proceso de recuperación y sociabilización con animales de su especie hasta que esté listo para ser colocado en adopción responsable y sea ubicado en un hogar y con una nueva familia.

“En este caso, como en todos los demás atendidos por Urbanimal, se ha mantenido el debido proceso de acuerdo a la Ordenanza Metropolitana 0048, comenzando con un pedido formal, en este caso de una Autoridad Administrativa de Espacio Público, como es la Administración del Parque Metropolitano La Carolina, continuando con el proceso de inspección técnica y evaluación médica veterinaria de los animales”, señala el documento.

Urbanimal, un organismo que pertenece a la Secretaría de Salud del Municipio, se encarga de cumplir y hacer cumplir la Ordenanza 048 que establece las normas de la fauna urbana en Quito.

Arroyo señaló a este Diario que no se atentó contra una jauría de perros que se ubica cerca de la tribuna De los Shyris. Sin embargo, aclaró que luego de una inspección se observó que no se han cumplido acuerdos por parte de las personas que aseguran cuidarlos.

De los 17 animales que conforman la jauría mencionada, se tuvo información de que cinco tienen carné de vacunas. También mencionó que se han mantenido en contacto con las personas que cuidan de los animales comunitarios. Si la administración del parque solicita una nueva inspección para evaluar la situación de los 17 animales se la realizará.

Por su parte, el Municipio de Quito recordó que la Ordenanza Metropolitana 0048 emitida el 15 de abril de 2011, regula la Tenencia, Protección y Control de la Fauna Urbana en el DMQ. En su artículo 11 señala a la Secretaría Metropolitana de Salud como Autoridad Municipal Responsable, estableciéndola como rectora del tema, con el deber y la obligación de dar cumplimiento a esta normativa.

Para la Secretaría de Salud, fue necesario aclarar que de acuerdo con guías internacionales y estudios sobre fauna urbana en los cuales Urbanimal basa su trabajo, en ningún momento se fomenta la existencia y manutención de animales en parques urbanos.

“Todos los perros y gatos merecen tener un hogar digno y no deberían vivir permanentemente a la intemperie y lejos de una familia que les acoja. Peor aún, no es justo para ningún perro vivir en edad avanzada ante la inclemencia del tiempo y permitir que permanezca enfermo”, señaló otro comunicado de la entidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (3)