7 de septiembre de 2017 00:00

‘Un-joliday’, la frontera como experiencia

Fabiano Kueva, Elena Vargas y Jorge Espinosa, en el patio del CAC. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Fabiano Kueva, Elena Vargas y Jorge Espinosa, en el patio del CAC. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con los performances que se realizarán el 8 y 9 de septiembre, en el Centro de Arte Contemporáneo (Montevideo y Luis Dávila), Elena Vargas, Fabiano Kueva y Jorge Espinosa presentan oficialmente ‘un-joliday’, un proyecto colaborativo en proceso, en el que dan cuenta de sus inquietudes sobre la movilidad y la existencia de las fronteras.

Para la primera parte de este proyecto armaron una bitácora de viaje y recorrieron cuatro fronteras geográficas: la frontera amazónica en Ecuador, la frontera entre Estados Unidos y México, la frontera entre España y Marruecos y la frontera entre Ecuador y Colombia.

El resultado de su paso por estos límites políticos y geográficos se puede ver en los videos de la web del proyecto (unjoliday.com), que también serán parte de los perfomances que presentarán este fin de semana. Los videos, que son de corta duración, proponen un tránsito inquietante por espacios con características de ‘no lugar’.

El ritmo de imágenes y sonido marcan una manera de ver: la suya; apenas insinuada en las breves apariciones de los artistas, siempre de espaldas, en actitud observadora.

Vargas cuenta que la intención de aparecer como observadores es invitar a quienes vean los videos a que cumplan el mismo papel. “Queremos que el público -dice- se convierta en el observador de una situación que luego le genere una reflexión en torno a la existencia de las fronteras”.

Estas reflexiones parten desde el nombre del proyecto, un juego con la palabra holiday -descanso temporal-, que funciona como una suerte de invitación para pensar en estos lugares como espacios donde no existe la posibilidad del reposo.

El punto de partida de este proyecto son las reflexiones sobre las fronteras geográficas, gubernamentales y legales que se eligieron, pero la idea es que estos cuestionamientos se extiendan a otro tipo de fronteras como las emocionales o sociales. A criterio de Espinosa, muchas veces las fronteras son inventos o imposturas, “nuestra idea es generar la posibilidad de que cada uno se cuestione sobre sus propios espacios de división”.

A más de los videos, en los performances se incluirán fotografías, conversaciones con personas que viven o trabajan ahí y un corpus sonoro.

En ‘un-joliday’ las fronteras también funcionan como metáfora del deseo de circular versus la imposibilidad que tienen algunas personas de moverse hacia otro lugar. En uno de los videos de la frontera entre México y Estados Unidos se puede ver cómo el mar pasa de un lado a otro de un muro de rejas construido en medio de una playa. Un lugar en el que hasta hace poco la gente del lado mexicano armaba picnics nocturnos en el lado estadounidense.

Los perfomances empezarán a las 20:00 y son de acceso gratuito. El 14 de octubre, Espinosa presentará una versión de ‘un-joliday’ en el Torrance Art Museum, de Los Ángeles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)