22 de marzo de 2017 00:00

Cuenca tendrá una extensión de la Universidad de las Artes

Carlo Magno (der.) enseña  a Juan  Silva, en el  conservatorio.

Carlo Magno (der.) enseña a Juan Silva, en el conservatorio. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 8
Editor (I)

En el Complejo Cultural y Patrimonial de Pumapungo de Cuenca funcionará una de las tres sedes que abrirá la Universidad de las Artes del Ecuador (UArtes) este año. Las otras estarán en Quito y Loja, según lo estipulan el Código Ingenios y la Ley Orgánica de Cultura.

El rector de UArtes, Ramiro Noriega, asegura que trabajan en la elaboración de un proyecto académico que permita a los estudiantes de los conservatorios superiores una transición para convertirse en alumnos de esta universidad. Él estima que hasta finales de 2017 empezarán las operaciones en Loja, Quito y Cuenca.

En la capital azuaya el proceso tiene avances. Esta sede funcionará en el edificio del antiguo Colegio Rafael Borja, que es parte de Pumapungo. Jonathan Koupermann, coordinador regional 6 del Ministerio de Cultura y Patrimonio, dice que entre finales de este mes y principios de abril empezarán las adecuaciones de la estructura para su nuevo uso.

En la actualidad, en el Conservatorio Superior cuencano hay 69 estudiantes, de los cuales 57 son de la carrera de instrumentos y 12 de danza. Ellos formarán parte de UArtes en Pumapungo. Además, compartirán ese espacio con la Orquesta Sinfónica de Cuenca.

“Tendremos en un mismo espacio al semillero de músicos, que es uno de los más importantes de la región, y a la Orquesta Sinfónica. Con ello, se abren posibilidades de colaboración e intercambio de conocimientos y reforzamiento mutuo”, dice Koupermann. Él agrega que a más de música y danza, en el futuro se abrirán nuevas carreras.

Para el rector del Conservatorio José María Rodríguez, Boris Chumbi, el cambio es favorable. “Los alumnos están contentos porque serán parte de una universidad emblemática cursando sus carreras”.

El Conservatorio cuenta con una planta de 17 docentes, que son profesionales en música, danza y ciencias sociales y humanísticas. Ellos pasarán a la sede la universidad.

Para Chumbi, Pumapungo tiene un área bastante grande de interrelación con la cultura. “La infraestructura es mejor porque son espacios más grandes y hay compromiso del Gobierno para hacer las adecuaciones para el trabajo de los estudiantes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)