31 de julio de 2015 08:55

Universidad de Berlín ofrece un puesto a Ai Weiwei tras su llegada a Alemania

La institución alemana está desde hace 4 años a la espera de que Ai Weiwei responda a la oferta. Foto: AFP.

La institución alemana está desde hace 4 años a la espera de que Ai Weiwei responda a la oferta. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

La Universidad de las Artes de Berlín (UdK) ratificó hoy 31 de julio su oferta de un puesto como profesor invitado al disidente y artista chino Ai Weiwei, quien llegó ayer a Alemania tras cuatro años sin poder salir de su país.

"Confiamos en que asuma ese puesto. La oferta sigue en pie desde hace cuatro años y la Fundación Einstein de Berlín ha asegurado su financiación", afirmó hoy un portavoz de la Universidad, un día después de la llegada del artista a Múnich.

La institución berlinesa ofreció ese puesto a Ai cuando fue detenido por las autoridades chinas, en 2011, pero hasta ahora su destinatario no ha podido responder a la invitación.

El artista pudo reunirse ayer con su hijo de seis años en el aeropuerto muniqués, el destino de su primer viaje al extranjero tras recuperar el pasaporte hace unos días. Se espera que en breve se traslade a la capital alemana, donde residen tanto su hijo como la madre de éste.

Una foto publicada por Ai Weiwei (@aiww) el

La llegada a Múnich de Ai desató un notable revuelo mediático, ya que en Alemania y más concretamente en la capital bávara se venera al artista. En la Haus der Kunts muniquesa expuso el artista, en 2009, una obra especialmente crítica hacia China, al cubrir la fachada de ese museo con miles de mochilas de colores cómo símbolo de los niños muertos al derrumbarse sus escuelas por el terremoto de Sichuan.

Un mes antes de inaugurar esa muestra, con la que pretendía denunciar la corrupción administrativa en su país, el artista había sido operado en la capital bávara por el derrame cerebral sufrido tras una paliza que le propinaron las fuerzas de seguridad chinas.

Ai convirtió asimismo esas heridas en experiencia artística, al exponer asimismo en Múnich las fotografías de esas lesiones craneales. Ya en situación de arresto domiciliario, el museo Martin Gropius de Berlín expuso en 2014 una retrospectiva de su obra, a modo de denuncia de los intentos de las autoridades chinas por silenciarlo.

El artista chino más cotizado del momento fue detenido en 2011 cuando trataba de abandonar China en avión y pasó 81 días encarcelado mientras se le investigaba por un presunto delito de fraude fiscal por el que nunca llegó a ser condenado.

Ai llegó a Alemania después de que el Reino Unido impusiera restricciones a su entrada en el país, donde se le esperaba en septiembre para la inauguración de una muestra en la

"Ai Weiwei no podrá asistir a la inauguración de la exposición en la Royal Academy debido a que el departamento de Inmigración y Visados del Reino Unido asegura que ha presentado información falsa en relación a sus antecedentes penales en su solicitud", publicó el artista en su cuenta de Instagram. Según Ai, Londres decidió otorgarle un visado de 20 días en lugar del permiso por los seis meses que solicitó.

Una foto publicada por Ai Weiwei (@aiww) el

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)