17 de enero de 2017 22:10

10 unidades educativas recordaron los 128 años de la muerte de Juan Montalvo

Los estudiantes dejaron flores al pie del cofre que guarda el cuerpo embalsamado de Juan Montalvo. Foto: EL COMERCIO

Los estudiantes dejaron flores al pie del cofre que guarda el cuerpo embalsamado de Juan Montalvo. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Modesto Moreta

Los estudiantes de 10 unidades educativas de Ambato rindieron homenaje al escritor ambateño Juan Montalvo hoy, martes 17 de enero del 2017. Los alumnos dejaron flores al pie del cofre que guarda el cuerpo embalsamado del intelectual, al recordarse los 128 años de su muerte. Montalvo falleció en París el 17 de enero del 1889.

Durante la visitas los educandos recibieron charlas de Carlos Miranda, director de la Casa de Montalvo, quien contó hechos importantes de la vida del escritor conocido como ‘El Cervantes de América’. Asistieron las unidades educativas Juan Montalvo, Pedro Fermín Cevallos, Luis A. Martínez, Pío X, Carme Barona y otros.

Miranda dijo que se hizo la gestión con la Zonal de Educación para que los alumnos visitaran el mausoleo, sin embargo, no llegaron el número de centros educativos esperados. Esto ocurre por las limitaciones de las autoridades educativas. “No se trata de la pérdida de una hora, sino es la ganancia de una hora pedagógica porque los niños aprenden de Montalvo”.

Recordó que tras la muerte de ‘Cosmopolita’ en París, sus compañeros y amigos guayaquileños residentes en Francia como Víctor Manuel Rendón, Miguel Seminario, Clemente Ballén y el quiteño Agustín Leonidas Yerovi costearon los gastos que demandó la enfermedad de Montalvo. Tras su fallecimiento lo embalsamaron y enviaron el cuerpo en julio del mismo año a Guayaquil.

Pero el clero de la época se opuso a que el cuerpo del escritor fuera enterrado en el cementerio. “Fue una retaliación al libro Mercurial Eclesiástico escrito por el ambateño. Era una obra en contra del Arzobispo Ordóñez, pero luego los guayaquileños lo inhumaron en su camposanto”.

Según Miranda, allí permaneció durante 43 años hasta que en abril de 1932 los ambateños construyeron su mausoleo edificado por el arquitecto Jorge Mideros, y fue traído a Ambato con un recibimiento apoteósico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)