19 de enero de 2015 15:38

Misteriosa tumba en Grecia contiene restos óseos de cinco personas

La tumba de Anfíopolis, descubierta en noviembre del 2014, data de entre 325 y 300 antes de Cristo. Foto: Wikicommons.

La tumba de Anfíopolis, descubierta en noviembre del 2014, data de entre 325 y 300 antes de Cristo. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Carla Sandoval

El Ministerio de Cultura de Grecia confirmó hoy (19 de enero) que los restos óseos hallados en la tumba de Anfípolis -que data de entre 325 y 300 antes de Cristo-, en la región de Macedonia, pertenecen a cinco personas, una mujer anciana, dos hombres de mediana edad, un bebé y un adulto que fue incinerado.

En un comunicado, el Ministerio informó de que el esqueleto femenino hallado pertenece a una mujer de más de 60 años, que se ha podido identificar por los huesos de la pelvis, del cráneo y la mandíbula, estos dos últimos en muy buen estado de conservación.

En los medios griegos se especula con que el esqueleto femenino podría ser el de Olimpia, la madre de Alejandro Magno, para quien se hubiese construido el monumento funerario.

En la tumba se hallaron también los restos mortales de dos hombres de entre 35 y 45 años, que han sido identificados por la morfología de los huesos, diferenciados de los femeninos por ser más largos.

La cuarta persona sería un recién nacido, del que se han encontrado el húmero izquierdo y la mandíbula izquierda, pero del que no se ha podido esclarecer el sexo, ya que la diferenciación sexual en los huesos de niños tan pequeños no es clara.

De la quinta persona solo se han encontrado unos pocos huesos, largos en su mayoría y que podrían pertenecer a un adulto, pues al el resto había sido incinerado.

En total se han hallado 550 huesos, algunos enteros y otros en varios trozos, 157 de los cuales se han registrado en una base de datos para tratar de identificarlos. Por el contrario, no se han encontrado dientes, sino únicamente una raíz de un diente.

Entre los restos óseos algunos pertenecen a animales y se sospecha que puedan ser de equinos, aunque deben ser analizados por expertos en este área.

Los arqueólogos hallaron el pasado noviembre, a una profundidad de 1,60 metros debajo de la tercera cámara de la tumba, un sarcófago de piedra caliza con restos de un ataúd de madera y huesos humanos.

Desde su descubrimiento, en 2012 las grandes dimensiones del monumento (30 metros de alto y un muro circular de 497 metros) hacían prever que se había construido en honor a un miembro destacado del ejército o a alguien muy cercano al rey de Macedonia.

Además, Olimpia fue una reina políticamente activa e influyente en las decisiones sobre las campañas militares de los macedonios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)