29 de marzo de 2017 00:00

Los tsáchilas se alistan para la fiesta Kasama

En la fiesta Kasama, los turistas podrán participar en las ferias artesanales, festivales de comida tsáchila, música y danza autóctona de esta nacionalidad.

En la fiesta Kasama, los turistas podrán participar en las ferias artesanales, festivales de comida tsáchila, música y danza autóctona de esta nacionalidad. Foto: Cortesía Prefectura de Santo Domingo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
María Victoria Espinosa
Redactora
(F - Contenido Intercultural)

Los preparativos para la fiesta más representativa de los tsáchilas, el Kasama, comenzaron a inicios de abril.

El Consejo de Ancianos Tsáchilas determinó que este año la celebración será en la comuna Colorados del Búa, del 13 al 15 de abril. La actividad principal será la madrugada del 14 de abril, día en que se reunirán los chamanes más representativos de la etnia para realizar un ritual en el que podrán participar los turistas.

Héctor Aguavil, exgobernador tsáchila, señaló que el Kasama para los tsáchilas significa el inicio de un nuevo año. “Es la fecha más importante, porque los dioses nos dan la oportunidad de empezar de nuevo con energías positivas”.

Según Aguavil, desde 1961 la celebración se realizaba en la comuna San Miguel, que era considerada el punto de encuentro desde que los tsáchilas se radicaron en Santo Domingo, antes de la conquista de los españoles.

En ese lugar se reunían los tsáchilas de las siete comunas y hacían rituales para agradecer a la naturaleza por un nuevo año, por la familia y por la alimentación que les proporcionaba el bosque nativo.

Pero hace unos 43 años, la tradición se fue perdiendo y dejaron de realizarla. Aguavil afirmó que una de las razones fue que San Miguel empezó a poblarse de colonos y los tsáchilas les vendieron sus terrenos. “Empezamos a interesarnos más por las costumbres mestizas y dejamos de lado nuestras tradiciones ancestrales”.

Durante 40 años, en cada comuna los tsáchilas hicieron rituales para conmemorar el Kasama. De igual manera celebraron la Semana Santa, según la religión católica, que coin­cide con la misma fecha.

El gobernador tsáchila, Javier Aguavil, aseguró que los jóvenes empezaron a presionar a los adultos para que se retomaran los festejos y rituales en una sola comuna y así volver a integrarse. “Se formó una asamblea y se decidió que la fiesta se haría cada año en una comuna diferente”.

Pero la fiesta ya no es la misma de 1961, aseguró José Calazacón, de la comuna Chigüilpe, donde se realizó el Kasama del 2016. Ahora se prioriza el turismo y se deja de lado la espiritualidad. “Cuando los tsáchilas fuimos evangelizados, la fiesta del Kasama coincidió con el sábado de Gloria de la Semana Santa. Por eso, más que bailes y festejos era una época de reflexión para purificar la mente y el espíritu”.

Pero el gobernador tsáchila señaló que la tradición se ha recuperado, porque desde el 2014 han logrado reunir a los tsáchilas en una sola comuna. Ellos asisten con el traje típico y protagonizan un ritual en la madrugada como lo hacían sus antepasados. “También la fecha es aprovechada para mostrar al mundo nuestra cultura. Eso nos ayuda a fortalecernos en la aspiración de que nos declaren Patrimonio de la Humanidad”.

Además -agregó- la fiesta también ayuda a las microempresas de turismo comunitario a mejorar sus ingresos con la venta de comida y de artesanías tsáchilas.

Aguavil señaló que tienen previsto hacer juegos ancestrales, como la pesca o el palo ensebado. También habrá presentaciones artísticas de orquestas tsáchilas y obras de teatro. Además, habrá un ritual en el que los participantes tomarán la bebida de ayahuasca para conectarse con la naturaleza y así purificarse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)