1 de April de 2014 00:02

Tres universidades comenzaron a funcionar con 411 estudiantes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La mayoría de los estudiantes tiene aspiraciones ambiciosas. Por ejemplo, a Andrés Vega, de 20 años, le interesa la Nanotecnología, con inclinación a la Medicina. A Kaila Gómez, de 22 años, la Biofarmacología. Y a Cinthya Armijo, de 17 años, le atrae mucho la Biotecnología Molecular, especialidad en Genética Humana...

Ellos son apenas tres de los 187 bachilleres escogidos para participar en el curso de nivelación emblemática de la Universidad de Investigación de Tecnología Experimental Yachay, que ayer inició la fase de seis meses de capacitación.

Pero esta nivelación también comenzó en las Universidades de Educación (Azogues) y Artes (Guayas). En total, son 411 alumnos que empiezan actividades en estos tres centros.

Andrés Vega se graduó en el Colegio Padre Miguel Gamboa, de Coca, Orellana. Ahora su rutina cambió. Recuerda que el año anterior al enterarse de la construcción de la Ciudad de Conocimiento decidió postular para el nuevo plantel.

En la cabeza de Vega ronda el interés por la tecnología microscópica aplicada a la salud. Al parecer, heredó el gusto por las ciencias de su padre, Freddy Vega, de profesión médico.

Es por eso que abandonó la carrera de Ingeniería en Alimentos que cursaba en una universidad particular de Quito.

El último fin de semana sirvió para que los estudiantes y profesores se instalasen en las residencias universitarias. Kaila Gómez, egresada del Colegio Simón Bolívar, de Quito, dice que es la primera vez que sale de la casa de sus padres. Sin embargo, ya se está acoplando al nuevo sistema de vida.

En cada una de las 46 residencias hay dos departamentos. Cada inmueble, de un poco más de 100 m²; está dividido en dos habitaciones. Cada una dispone de sala y dormitorio para acoger a tres estudiantes.

Pero los seis inquilinos de cada casa tienen que organizarse en una cocina. También deberán compartir el baño.

Como todos los estudiantes, Cinthya Armijo llegó anteriormente al perímetro de Yachay para conocer la sede. Es egresada del Colegio Nacional Pedro Carbo, de Guaranda, Bolívar.

Para ella, la ciencia es el futuro que podrá desarrollar al país. Al igual que la mayoría, se financiarán los gastos de alimentación y movilización a través de la Beca de Movilidad Territorial, que se otorga a los estudiantes del Grupo de Alto Rendimiento (GAR), que son los que obtienen una calificación superior a 800 puntos sobre 1 000. Armijo obtuvo la calificación más alta de los nuevos estudiantes de Yachay: 978 puntos en el ENES, que realizó en octubre del año pasado.

Los estudiantes tienen en promedio 19 años de edad. El 10% pertenece a pueblos y nacionalidades indígenas, dijo Héctor Rodríguez, gerente general de Yachay.

Ayer, 31 de marzo de 2014, tuvieron clase de 07:00 a 09:00. Cada paralelo tiene un promedio de 15 estudiantes. La mayoría estaban conectados con tabletas y celulares. Entre los estudiantes se confundía el profesor colombiano Johan Cevallos, de 30 años, doctor en Ingeniería Matemática. Lucía camiseta de manga corta y un pantalón deportivo.

Se graduó en la Universidad Carlos III, de Madrid, y ha venido desarrollando una investigación en Álgebra Liviana Numérico. Sin embargo, por un rato dejó las ciencias a un lado para bromear con sus alumnos.

Él es uno de los 40 docentes con título PhD contratados para este nivel. Cevallos se enteró del proyecto Yachay mientras realizaba un curso en EE.UU.. Aplicó y fue contratado.

La Unae de Azogues

La Universidad Nacional de Educación (Unae), ubicada en Azogues, fue otro de los centros emblemáticos de educación superior que ayer abrió sus puertas. La infraestructura quedó grande para los 24 estudiantes que estrenaron el campus universitario.

Esta universidad está ubicada en la parroquia Javier Loyola, a cinco minutos del centro de Azogues. Ocupa un terreno de 46 hectáreas, pero de esta primera etapa tiene 2 854 m² de construcción: 13 aulas, 7 laboratorios, biblioteca, auditorio, comedor, sala de profesores, canchas… Ayer, los bachilleres vivieron una jornada de inducción. Recibieron instrucciones básicas sobre las instalaciones y conocieron los lugares donde se hospedarán.

De los 24 estudiantes, cuatro son de Azuay, tres de Cañar y el resto de las provincias de Pichincha, Manabí, Guayas y El Oro. Los siete primeros no se acogieron a la beca de hospedaje que les proporcionó la Unae, que incluye un departamento o la convivencia con una familia, muy cerca del campus universitario.

Asimismo, conocieron los beneficios de estudiar en la Unae, servicios complementarios (alimentación, transporte…), temáticas de enseñanza, módulos que recibirán… Hoy, 1 de abril de 2014, empiezan oficialmente el curso de nivelación de cinco meses. Esto, antes de escoger una de las dos licenciaturas. Para esto los alumnos deberán obtener un puntaje de por lo menos 8 sobre 10.

En contexto. En la tarde, el presidente Rafael Correa llegó a Urcuquí para inaugurar oficialmente el campus universitario. El fin de semana, durante el enlace sabatino, también se habló de lo que tiene este centro de educación superior.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)