18 de May de 2010 00:00

Tres opciones para financiar la profesión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

Una vez que eligieron su profesión, los bachilleres se hallan frente a una encrucijada: ¿Cómo financiarán la universidad?

La respuesta es más difícil si se prefiere estudiar en una institución particular o fuera del país.Cuando Cristina Guevara, de 23 años, decidió ingresar en la Universidad Salesiana de Quito para estudiar Comunicación Social, acudió al Instituto Ecuatoriano de Crédito Educativo (IECE) y solicitó un préstamo.

“No quería que mis papás tengan otra carga. El IECE fue una manera de pagarme los estudios”, dice la joven que egresó el año pasado. Cuando empezó su carrera, en el 2005, el Instituto le otorgó USD 3 500. Ahora, la entidad amplió su oferta y asigna hasta USD 10 000 de crédito.

Cada semestre, ella debía entregar un reporte de aprobación del nivel. A cambio, recibía un cheque de USD 450 y con él pagaba su matrícula.

Después de terminar la universidad, tuvo un período de seis meses de gracia. En ese tiempo, dice la joven, “debes buscar trabajo para pagar tu deuda”. Y también se debe cancelar el interés acumulado, que en el caso de Guevara fue de USD 600. Las cuotas son de USD 85 al mes.

De la misma manera, David Barahona, de 28 años, solicitó un crédito. “No me alcanzan los recursos. Tengo un hijo y debo sostener una casa”, señala.

Además de financiar la carrera universitaria en Ecuador, el IECE presta hasta USD 20 000 para estudiar en otros países. También ofrece un empréstito para elementos de estudio (como computadores), manutención de alumnos que llegan de otras provincias y para la tesis.

Jaime Torres, funcionario del IECE, revela que en promedio se entregan préstamos a 22 000 estudiantes cada año. “Pese a que ha crecido la demanda, no estamos satisfechos, porque tenemos suficientes recursos para atender a más”. La entidad tiene oficinas en todas las provincias.

Pero en Quito existe otra alternativa de crédito educativo. Se trata del proyecto ABC, a través del cual, la Alcaldía de Quito entrega USD 1 000 anuales para pregrado y 2 000 para posgrado.

María José Garcés, directora de ABC, señala que su principal oferta es de becas, que son montos no reembolsables. Este programa existe desde el 2006 y hasta hoy 58 personas se han beneficiado de un préstamo. Otras 600 han sido becadas.

El ABC premia con USD 1 000 anuales para estudiar el pregrado en el país. Para viajar al extranjero entrega USD 2 000 más 1 000 adicionales para adquirir el boleto de avión. Garcés dice que se pueden combinar becas con créditos si es que se requiere más dinero del que se otorga en cada modalidad.

Asimismo, la banca privada ofrece otra alternativa. El Banco de Guayaquil tiene un programa especial únicamente para las carreras de cuarto nivel.

Financia hasta el 80% con un máximo de USD 20 000, que incluye colegiatura y manutención. En este caso, los estudiantes empiezan a pagar 24 meses después de obtener el crédito.

En el caso del IECE y del programa ABC, los beneficiarios comienzan a depositar sus cuotas seis meses después de concluir su carrera universitaria.

En las tres opciones, el monto del crédito se asigna por partes. Los estudiantes deben entregar reportes de sus calificaciones, que requieren ser equivalentes al menos a 8 sobre 10 puntos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)