18 de junio de 2014 09:40

‘Tips’ para circular en bici por la ciudad

En la calle Guayaquil. Daniela Armendáriz, su esposo, Álvaro Guzmán y su hijo Lucas, condujeron sus bicicletas desde la República de El Salvador hasta el Centro Histórico.

Usar la bicicleta para movilizarse en la ciudad requiere práctica y habilidad. Así sus paseos serán seguros y divertidos. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 10
Contento 0
gabriela-balarezo

El ciclismo urbano es una tendencia mundial. Desplazarse en bicicleta es más barato, más eficiente (lo que se ahorra en tiempo y embotellamientos) y más sano que hacerlo en auto.

Con todo, pedalear entre automóviles  requiere cierta habilidad y práctica, y unas cuantas nociones para que hacerlo sea seguro y divertido. 

- Lo que primero se debe hace es informarse acerca de la infraestructura que ofrece la ciudad para la movilidad en bicicleta. Este es el punto más importante para la seguridad.

- Circule por el centro de tu carril, y hágase respetar. Una bicicleta arrimada al borde de la carretera despierta la tentación de adelantar en los coches, aunque no se pueda mantener una distancia prudencial durante el adelantamiento. Y un coche aparcado puede abrir sus puertas sin mirar y derribar al ciclista.

- Circule por el carril derecho. Los coches no esperan encontrar un usuario lento en el carril izquierdo (el rápido), y dado que adelantar por la derecha es poco común, se desconciertan. No obstante, si tiene que girar a la izquierda es mejor situarse en este carril con antelación. Si el carril derecho está ocupado, circule por el inmediato a su izquierda.

- Conducir en línea recta y ser predecible, indicando las maniobras que se va a realizar con los brazos.

- Circular a la velocidad adecuada. Adaptarse a la velocidad de la calle por donde circule y, si es posible, eligir calles tranquilas. Cuando circule por zonas de prioridad peatonal hacerlo a una velocidad similar a la de los viandantes, teniendo siempre en cuenta la prioridad del peatón. Si hay mucha densidad peatonal, desciende de tu bicicleta y camine con ella al lado.

- Buscar una ruta segura. Merece la pena seguir un buen itinerario por calles apacibles o por carriles-bici, con la ayuda de un plano. Frecuentemente, los cascos antiguos o los barrios tranquilos ofrecen buenas posibilidades.

- Hay que ser visible por la noche. Utilizar luz delantera blanca y trasera roja, además de reflectantes. El sistema de alumbrado conviene que sea a pilas o de dinamos con acumulador, para que la luz no se apague cuando se detiene.

- Utilice un casco. Pero hay que recordar que el uso del casco NO evita los accidentes. Una verdadera seguridad se basa en la utilización de medidas de protección activa: moderación de la velocidad, atención al conducir, prevenir los movimientos propios y de los demás, señalizar las maniobras, conducción defensiva...

- Ponga un retrovisor, es el elemento más el que aumentará más su seguridad.

- No circular con auriculares, pues impiden controlar adecuadamente el tráfico que se encuentra alrededor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)