20 de julio de 2017 21:47

Tiburones ballena fueron estudiados en Galápagos con ultrasonido

Después de largas horas de buceo, pudieron realizar el ultrasonido a tres hembras y un macho a través de un escaneo en la parte ventral, para ver si se encontraban o no embriones en las hembras.

Imagen referencial. Después de largas horas de buceo, pudieron realizar el ultrasonido a tres hembras y un macho a través de un escaneo en la parte ventral, para ver si se encontraban o no embriones en las hembras. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Tendencias
(I)

Cuatro tiburones ballena fueron sometidos a un ultrasonido en el santuario marino Darwin y Wolf. Esta es la primera vez que se realiza este procedimiento en estado silvestre en las islas Galápagos.

Harry Reyes, responsable del Área de Conservación de Ecosistemas Marinos de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, explica que el estudio se realizó durante 11 días. El trabajo consistía, dice, en determinar si las hembras que pasan por el arco de Wolf estaban preñadas.

Después de largas horas de buceo, pudieron realizar el ultrasonido a tres hembras y un macho a través de un escaneo en la parte ventral, para ver si se encontraban o no embriones en las hembras.

“Nunca antes se había logrado un procedimiento así en un espécimen en estado natural; este es el primer tiburón ballena silvestre a nivel mundial que proporciona información para determinar su estado de salud y fisiología”, aseguró Reyes, según recoge un comunicado divulgado este jueves 20 de julio de 2017 por el Ministerio del Ambiente. 

A una de estas y a un macho también se le sacó sangre de su aleta dorsal. El espécimen medía alrededor de 9,5 metros de largo. Este examen se realizó para analizar su estado de salud. Lo más sorprendente, dice Reyes, es que al macho solo se lo observó durante dos días.

Además, se realizaron ultrasonidos de tres especímenes hembras y se tomaron muestras de sangre de otra hembra adulta, de alrededor de 11,5 metros de longitud. Esta había sido marcada en años anteriores por los biólogos marinos del proyecto. 

Para Reyes, estos son estudios importantes para conocer la vida de estos animales y poder hacer comparaciones con el estado de salud de las mismas especies en cautiverio.

Esta expedición contó con la participación de expertos de la Fundación Churashima de Okinawa, Japón, que "trabajan a diario con esta especie en cautiverio, realizando regularmente procedimientos similares, aplicar estos conocimientos a la vida silvestre es un gran paso para la ciencia", aseguró Walter Bustos, director del Parque Nacional Galápagos. 

El proyecto es ejecutado por la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), la Universidad San Francisco de Quito, la Escuela Superior Politécnica, Massey University de Nueva Zelanda, y el Galapagos Whale Shark Project.

El principal objetivo del proyecto, asegura el Ministerio del Ambiente, es la realización de ultrasonidos a cetáceos que se congregan cada año en las aguas del Parque Nacional Galápagos. Los ultrasonidos sirven para determinar el estado de salud y de gestación de los especímenes

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)