14 de abril de 2016 00:00

Los tejidos se resisten a su desaparición en Palta

Las artesanas también hacen jergas; las pequeñas son usadas para montar y las grandes son usadas como colchón. Foto: Archivo

Las artesanas también hacen jergas; las pequeñas son usadas para montar y las grandes son usadas como colchón. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Ana C. Alvarado. Redactora
aalvarado@elcomercio.com
(F - Contenido Intercultural)

En el pueblo Palta, de Loja, ha sobrevivido la elaboración de bolsos, bolsicos, alforjas y jergas. Aunque cada vez menos mujeres tejen, quienes lo hacen respetan cada paso del proceso que aprendieron de sus abuelas.

En las partes bajas de la provincia de Loja, se siembra algodón. La planta crece y florece en el transcurso de un año. Cuando la pepa está madura y revienta se cosecha el algodón, se lo carmena y se lo hila. Con esta materia prima se elaboran bolsos para uso personal, bolsicos (sirven para cargar productos y vienen en presentaciones de media arroba y una arroba, generalmente) y alforjas (tienen capacidad para un quintal o para ocho arrobas).

En los pisos altos de Loja, las ovejas son la fuente de la materia prima. Cuando la lana de los borregos está madura, las mujeres trasquilan a los borregos. Lo hacen en la luna menguante o quinto menguante, con el objetivo de que la lana crezca con gran calidad nuevamente, explica la artesana Carmen Chamba.

Una vez que la lana o el algodón han sido procesados, se los puede tinturar con elementos de la naturaleza. La corteza del aliso o la pepa de aguacate sirven para crear tonos pardos.

El tejido es totalmente artesanal y se no usan telares. El proceso se inicia con el urdido, para lo que se ayudan de cuatro estacas colocadas en el suelo. El tejido lo realizan creando un telar, plantando dos estacas en la pared. El sistema es conocido como tumbe y en este se realizan los productos mencionados y también las jergas.

Existen dos tipos de jergas. Las pequeñas se colocan sobre la silla para cabalgar y las grandes, como una estera, sirven de colchón para dormir.

Para evitar la desaparición de estas artesanías, se busca crear un mercado sustentable que incentive cada punto en la cadena de producción. Así lo dice José Calva, presidente de la Federación Provincial de Comunidades del Pueblo Palta de Loja (Feprocol).

El objetivo es crear un espacio de enseñanza del tejido, dirigido principalmente a los jóvenes, y proyectos que den un valor agregado a los productos. Por ejemplo, se fomentaría la crianza formal de ovejas, que actualmente es realizada de forma casera.
Los textiles son de uso interno, pero se busca venderlos en puntos turísticos. Y de esta manera potenciar la identidad del país y de la provincia.

Aproximadamente, un bolso costaría USD 15, un bolsico USD 30, las jergas grandes USD 100 y las jergas pequeñas cerca de USD 50.

Intercultural


Las alforjas, ‘bolsicos’ y jergas son las últimas artesanías textiles elaboradas en las comunidades del pueblo Palta, de Loja. Los paltas quieren que la tradición continúe.

El Pueblo Palta está asentado en 12 comunas de la provincia de Loja.

15 000 personas son parte de este pueblo, de acuerdo a datos del 2009.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)